El nuevo pobre español: parado de la construcción, con mujer limpiadora e hijos

  • Según Cáritas, son personas que destinan todos sus ingresos, inferiores a sus gastos, a conservar un techo.
  • Hay tanto españoles como extranjeros, pero éstos se encuentran peor.
El paro y la subida del precio de hipotecas y alquileres están redibujando el perfil de la pobreza en España.
El paro y la subida del precio de hipotecas y alquileres están redibujando el perfil de la pobreza en España.
La nueva tesitura económica, el incremento del paro y la subida del precio de hipotecas y alquileres están redibujando el perfil de la pobreza en muchos puntos de España.

Según Cáritas, sus servicios asistenciales tienen sobre la mesa "cientos de solicitudes" de ayuda económica para familias en su mayoría compuestas por un parado de la construcción, casado con una mujer que limpia o cuida ancianos a tiempo parcial, y con al menos dos hijos en edad escolar.

Un español puede ir a comer un día a casa de un pariente si no tiene comida, un extranjero no tiene a dónde ir
Inmigrantes en situación irregular, mujeres sin recursos con
cargas familiares o personas sin hogar son quienes reciben principalmente la asistencia básica en algunas zonas, como el norte del país.

Sin embargo, en lugares como Madrid, Extremadura o Andalucía, el perfil se amplía a familias no siempre extranjeras que acuden en busca de cobertura "para los servicios más básicos", porque todos sus ingresos, inferiores a sus gastos, se destinan a conservar un techo.

Este es el caso más común en la capital, y va en aumento, según explica una de las responsables en la gestión de Cáritas Madrid, Concha García. "Son las familias que en los últimos años han accedido a la compra de una vivienda al ver que les subía el precio del alquiler y que ahora se han encontrado con que suben los intereses, mientras bajan sus ingresos por el paro y se produce una subida general de todos sus gastos", señala.

Pesimismo

Hay tanto españoles como extranjeros, aunque éstos en mayor medida porque tienen más problemas para cubrir las necesidades básicas al carecer de redes sociales de apoyo en España. "Un español puede ir a comer un día a casa de un pariente si no tiene comida, un extranjero no tiene a dónde ir", apostilló la responsable de Cáritas.

Castro, además, vaticina una situación "mucho peor" para la mayor parte de estas personas porque ahora pueden estar cobrando un subsidio por desempleo que, sin embargo, "no durará para siempre".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento