Un detenido por sustraer un móvil a la dueña de una librería alega que tenía que hacer una llamada urgente a su madre

  • Asegura que iba a devolverlo. Fue localizado gracias a que tenía instalado un programa de localización en su terminal.
  • Según la Policía Nacional también se había apoderado de una tablet y una cartera de una profesora en un colegio.
Agente de Policía Nacional
Agente de Policía Nacional
CNP - Archivo

Los policías acudieron sobre las 10.20 horas del pasado día 14 a una librería del barrio de Laviada, cuya propietaria había sufrido el hurto de su móvil por parte de un hombre que se había hecho pasar por cliente.

Gracias a la descripción facilitada por la mujer y a que tenía instalado un programa de localización en su terminal, la Policía pudo pocos minutos después localizar al hombre en la calle Carlos Marx.

Este llevaba en la mano el móvil que acababa de sustraer. El arrestado se excusó diciendo que necesitaba hacer una llamada urgente a su madre, pero que pensaba devolverlo.

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, el arrestado también se había apoderado de una tablet y una cartera de una profesora un gimnasio de un colegio al que había entrado mientras los docentes y alumnos se encontraban realizando la actividad física.

En el caso del colegio, cuando fue descubierto, había manifestado que se trataba de una confusión y que por error había entrado pensando que se trataba de un centro social.

El detenido cuenta con numerosos antecedentes y había sido arrestado en 25 ocasiones por delitos contra el patrimonio y contra las personas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento