Katie Sturino, la 'influencer body-positive' que imita a las estrellas, responde a las críticas sobre su peso

  • "Vuestros comentarios no hieren mis sentiemientos, pero dan miedo", ha dicho.
  • "No puedes ser delgada. No puede ser gorda. Quizá deberíais cerrar la puta boca al hablar del cuerpo de una mujer".
Katie Sturino, la 'influencer' que imita a Meghan Markle.
Katie Sturino, la 'influencer' que imita a Meghan Markle.
INSTAGRAM KATIE STURINO

Hay de todo: desde los insultos más antiguos y con menos originalidad del mundo hasta los que argumentan que ese no debería ser su peso y que se lo dicen por su propio bien (porque todo el mundo ve la paja en el ojo ajeno). Pero Katie Sturino, que lleva lidiando con esta gordofobia -un odio estético y menosprecio hacia las curvas-, ha respondido de una vez a todas estas críticas.

Pero, ¿quién es ella? Katie Sturino es una influencer del body-positivey fundadora de Megababe Beauty, una empresa de productos de belleza para las "perfectamente imperfectas" mujeres.

Su contenido en redes sociales, en el que defiende todo tipo de cuerpos y que inspira a sus casi medio millón de seguidores, recibió recientemente el foco mediático por un hashtag que ella utiliza y que recibe el nombre de #SuperSizeTheLook. Pero en vez de utilizar ese altavoz para darse a conocer aún más, Sturino ha decidido recordar a sus fans y a quien quisiera comenzar a seguir su cuenta la dura realidad con la que convive día tras día en su intento de normalizar su peso.

En ese hashtag ella recrea los looks de diversas celebrities adaptándolos a su propia figura. Una de las estrellas que más imita, bien conocida por elegir sabiamente sus outfits, es a Meghan Markle. En una de sus últimos #SuperSizeTheLook con la duquesa de Sussex como protagonista junto a ella porque, dice, "el estilo no tiene tamaño", los medios se fijaron en ella.

A pesar de esta atención de la prensa -medios como The Sun y Fox News se hicieron eco-, también fueron mayores los comentarios despectivos, los insultos y esa necesidad de muchos usuarios anónimos de dar su opinión sobre un cuerpo ajeno, amén de una dosis de machismo, aunque ese machismo también proviniese de mujeres que lo tienen interiorizado.

"Deja de promocionar cuerpos insanos", "Se ha comido a Meghan Markle y se ha puesto su ropa", "El pensamiento body-positive es mucho más sencillo cuando no pareces una vaca", "Con un impermeable amarillo y unos pendientes rojos sería como ver un autobús escolar". "Modelo de tallas grandes. Traducción: gorda desempleada que quiere ser algo en la vida", decían algunos comentarios que recibió y a los que contestó en un muy aplaudido post.

"¡Cada vez que pienso cuánto hemos progresado en la forma en la que hablamos sobre nuestros cuerpos y sobre las mujeres, aparece algo que me recuerda que nuestro trabajo no ha terminado!", se comenzaba quejando Sturino.

"Mis fotos de #SuperSizeTheLook como Meghan Markle fueron recogidas por varios medios y los comentarios que recibí son brutales... No hieren mis sentimientos, ¡pero dan miedo!", continuaba hablando sobre unas críticas que no van a poder con ella

Después de alabar el cuerpo de la duquesa de Sussex, quien para ella tiene el cuerpo más normal del país y aún así recibe multitud de críticas, Sturino aseguraba que también hay mujeres que han criticado a ambas y que también son parte del problema. "No se puede ser delgada. No se puede ser gorda. A lo mejor... ¡Deberíais cerrar la puta boca cuando habléis del cuerpo de una mujer!", sentenciaba.

Sturino continuaba con su mensaje sobre quererse a una misma, sobre fijarse en cuánto se brilla, decirse te quiero al espejo y no hacer caso de "los locos en los comentarios", algo que aprovecharon sus amistades, como la modelo plus-size Hunter McGrady para apoyarla.

"Haz estos comentarios cada. Maldito. Día", escribió respondiendo McGrady que continuó. "Es increíble lo fácil que es para algunas personas esconderse detrás de una pantalla", aseguraba sobre el anonimato de muchos de esos comentarios.

En la parte final de su mensaje, con todo lo que había dicho, Sturino quería usar toda esta experiencia negativa para sacar un mensaje positivo para el futuro: "Hay una guerra contra los cuerpos de las mujeres en los medios de comunicación y, aunque estamos avanzando, esta mierda me recuerda que debo mantenerme brillante y seguir con mi labor. Nadie se merece que le hablen así. ¡Tenemos mucho trabajo por hacer!".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento