Rusia y Georgia están muy cerca del conflicto armado con la disputa de la región separatista Osetia del Sur como telón de fondo, según publica el diario ruso Pravda.

Rusia nos está bombardeando

El presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, anunció este viernes que ha decretado la movilización general en el país y ha denunciado que aviones rusos bombardean el territorio georgiano, como respuesta al bombardeo georgiano sobre la región separatista, que ha dejado 15 muertos esta madrugada, de los que varios son soldados rusos, según la agencia rusa Interfax.

El jefe de Estado ha hecho el anuncio en un mensaje televisado a la nación, en el que ha denunciado que es víctima de una agresión a gran escala y aviones rusos bombardean su territorio. "Rusia nos está bombardeando. Contra Georgia ha sido lanzada una agresión a gran escala", ha dicho Saakashvili.

Por otro lado, la televisión rusa ha empezado a emitir imágenes de las tropas rusas entrando en territorio georgiano.

Aviones rusos sobre Georgia

Según el canal de televisión Rustavi-2, cinco aviones rusos, uno de los cuales fue derribado, han bombardeado la ciudad georgiana de Gori, situada a 25 kilómetros de Osetia del Sur. Sin embargo, el ministro de Exteriores ruso ha negado que Georgia haya derribado ninguno de los aviones.

La viceministra georgiana de Interior, Ekaterina Ezguladze, ha cifrado en siete los heridos en los bombardeos por parte de cazas rusos, previsiblemente Su-24, que según la información han violado el espacio aéreo del país.

Rustavi ha mostrado imágenes del lugar donde han caído las bombas, cerca de un mercado y en las inmediaciones de un estadio.

Carros de combate en Osetia del Sur

El general Marat Kulejmátov, comandante de la fuerzas de paz rusas destacadas en Osetia del Sur, ha afirmado que fuerzas blindadas georgianas han entrado en Tsjinvali, la capital de la región separatista.

"Hay carros de combate georgianos en Tsjinvali. Se están produciendo combates encarnizados por toda la ciudad", según el militar ruso.

"Desata la guerra"

Por su parte, el embajador especial y copresidente ruso de la Comisión Mixta para el mantenimiento de la paz en Osetia del Sur, Yuri Popov, ha acusado a Georgia de "desatar la guerra" en Osetia del Sur.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, ha advertido a Georgia con "medidas de respuesta y el embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, se ha quejado de que el Consejo de Seguridad de la ONU no haya podido emitir una reacción "clara" al conflicto militar en la región separatista georgiana.