La compañía Autobuses Portillo consideró hoy que la huelga indefinida, iniciada ayer por los rebajadores, es "desproporcionada y sin sentido". Alegan que en junio llegaron a un preacuerdo con el comité de empresaa para la firma del convenio para el periodo 2008/2010, que fue aprobado en el servicio de mediación Sercla.

Las peticiones de subidas son desproporcionadas

Sin embargo, ese preacuerdo no tuvo el visto bueno de la asamblea de los trabajadores, pese a que incluía importantes avances y mejoras laborales y sociales, además de fuertes inversiones en modernización de instalaciones y flotas, recalca la empresa.

Portillo lamenta que la huelga se produzca ahora porque los más perjudicados son los usuarios -más de 40.000 diarios- que no sólo no pueden realizar sus desplazamientos, sino que les están cambiando el medio de transporte a realizar, optando por otros medios o por sus vehículos particulares.

Denuncia, además, que por culpa de los piquetes no se están cumpliendo los servicios mínimos marcados la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía en un 25%.

Peticiones desproporcionadas

Igualmente, la compañía consideró "desproporcionada e irreal" la petición de subidas salariales por encima del 15%, combinada con otras sin sentido que reducen de forma importante la productividad.

A las personas con billetes adquiridos en venta anticipada, con fecha anterior a la huelga, les devolverán el importe acudiendo a cualquiera de la taquillas de la empresa.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE MÁLAGA