El músico argentino Andrés Calamaro (FOTO: www.calamaro.com).
El músico argentino Andrés Calamaro (FOTO: www.calamaro.com). WWW.CALAMARO.COM
El músico, compositor y productor argentino Andrés Calamaro asegura que "para el rock, el mejor momento siempre es hoy. Tomorrow never knows", señaló el artista, quien comienza el próximo 16 de agosto la segunda parte de su gira por España y termina en el Complejo Deportivo San Lázaro de Oviedo el 21 de septiembre en las fiestas de San Mateo.

En una entrevista, el artista argentino declaró que no hay razón para suponer que exista "crisis en el ámbito de la música y del arte". "
No reconozco ninguna clase de crisis. Vivo descubriendo música y talentos, que me sorprenden y me alegran la vida", reconoció.

Preguntado por sus afirmaciones respecto a la piratería -Calamaro declaró públicamente que "las copias de discos no son piratería sino tecnología"- aclaró que "la industria está en uno de sus momentos mas interesantes" y que "hay mucha pesca para los pescadores", matizó.

"Reivindico el Marxismo: Nadie debería ser explotado, ni por opresores capitalistas, ni por el propio pueblo en su virtual derecho de ser infractores por haber comprado un aparato. No es mala la idea de renunciar a la propiedad privada, a los ordenadores, a la tecnología. Sin bienes materiales, ni vencedores ni vencidos. Y los artistas merecen sus derechos, ¡qué duda cabe!".

Después de los seis conciertos que inauguraron su gira española, el músico regresa con una segunda parte y otras ocho fechas confirmadas. Empieza por Almendralejo (Badajoz) el 16 de agosto y sigue rumbo a Murcia el 23, en el Auditorio Thader. El 30 de agosto la Plaza de Toros de Valladolid recibe el artista, que toca después en el Razzmatazz 1 de Barcelona el 3 de septiembre.

Valencia es la parada siguiente el 6 de septiembre en el Heineken Greenspace y Córdoba le reservará el Teatro Romano de la Axerquia el 18. La gira entra en su tramo final con un concierto en el Metrorock de Madrid el 20 de septiembre y termina en el Complejo Deportivo San Lázaro de Oviedo el 21 de septiembre.

"Mis fieles o infieles seguidores más íntimos van a vivir los conciertos con idéntica pasión. Si se suma gente infrecuente, o nos toca cantar en algún evento de mayor envergadura, como fue el caso de la gira con Fittipaldis o los festivales de verano, vamos a tocar lo mismo y con la misma alegría, porque tocamos para nosotros también. Siempre queremos tocar mejor que nunca", garantizó.

Calamaro describió su último álbum, Lengua popular, considerado por algunos una especie de resumen de su carrera, como "un disco que suena como el infierno y el cielo, al mismo tiempo. Es engañosamente atractivo, son muchos pasos por delante, no de mi mismo, ni de mis anteriores discos, ni tampoco lo contrario".