La Guardia Civil de la localidad madrileña de Galapagar investiga quién está detrás de un vídeo grabado con un móvil en el que se ve cómo una menor española propina una brutal paliza a una menor ecuatoriana. La cruel agresión fue grabada el pasado 25 de julio en Colmenarejo, durante las fiestas de la localidad.

La joven le da puñetazos, patadas, le agarra del pelo...
En las imágenes se ve cómo la joven española propina hasta una decena de puñetazos seguidos a la joven, le agarra del pelo, le pega varias patadas y cuando parece que le va a dar tregua,
vuelve a atacarla de nuevo. De fondo, varias amigas de la agresora la jalean, animan a seguir y gritan: "Mátala" o "dale fuerte".

La llevaron a un descampado

Un grupo de chicas entre 14 y 16 años se llevó engañada a la menor ecuatoriana, María José, a un descampado, según Antena 3. Una vez allí, Belén, la presunta agresora, comenzó a propinar puñetazos y patadas por todo el cuerpo a María José. Incluso en la cabeza. Llama la atención que ambas jóvenes están descalzas durante la pelea.

Las amigas de la agresora jalean: "Mátala"
Al día siguiente de la pelea, el vídeo circulaba entre los habitantes de Colmenarejo. Fue un habitante de la localidad quien envió una copia del vídeo en un CD al Ayuntamiento para denunciar los hechos.

La hermana de la víctima denunció hace unos días los hechos y ahora el Instituto Armado investiga la agresión de la que "no se facilitan detalles al tratarse de menores".

Otros casos

No es la primera vez que varios menores graban una paliza con el móvil. Uno de los casos más espeluznantes fueron el de Boiro (A Coruña), en el que un menor de 14 años fue apaleado mientras alguien gritaba de fondo: ¡Más fuerte que me quedo sin batería!. Muchos recordarán, asimismo, el caso de dos menores de Sevilla que fueron detenidos por agredir sexualmente a otra menor y grabarlo con el móvil.

También fue sonado el vídeo en el que se ve cómo unos menores dan una paliza a un disminuido psíquico en Barcelona. Los agresores fueron detenidos por vejarle y colgar el vídeo en YouTube. Los jovenes ofrecían un porro a la víctima a cambio de que éste se rompiera baldosas con la cabeza y las manos.