Zineb Sedira viaja en el IVAM a la historia reciente de Argelia con su primera muestra individual en España

La artista de origen francés y raíces argelinas Zineb Sedira lleva al Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) de València su primera exposición en solitario en España con un viaje que arranca en un espacio "íntimo y personal" y acaba adoptando una perspectiva "colectiva y política". Así, la muestra recorre, desde una completa variedad de formatos, la historia reciente de Argelia y, con ella, temas como el exilio, la diáspora, la presencia del mar o el papel de las mujeres en este país.
Exposición de Zineb Sedira en el IVAM
Exposición de Zineb Sedira en el IVAM
EUROPA PRESS

La propia creadora ha presentado este martes a los medios de comunicación esta muestra -en la que colabora la Fundación Gulbenkian de Lisboa y la Galería Nacional del Jeu de Paume de París-, acompañada por el director del museo, José Miguel G. Cortés, que ejerce como comisario de la exposición. Las 22 obras de Sedira permanecerán en la Galería 7 del IVAM desde este miércoles, 30 de octubre, hasta el próximo 26 de enero.

Zineb Sedira (1963, París) es una artista que se encuentra, cultural y socialmente, entre dos mundos, representados por el país de origen de sus padres, Argelia, y Occidente, Francia e Inglaterra. Esto le da una visión profunda del desarraigo que pueden sentir millones de personas que, debido a los flujos migratorios, no se sienten realmente parte ni de una parte ni de la otra.

Nacida en un suburbio de París en 1963, de padres argelinos que emigraron a Gran Bretaña en 1986, ha ido creando un conjunto de obras que albergan referencias a momentos, lugares y experiencias personales que van mucho más allá de aquello específicamente privado para trascender determinadas ideas preconcebidas.

Así, la artista se sirve en esta ocasión de multitud de formatos -fotografías, vídeos, esculturas, instalaciones, etc.- para mostrar su relación con Argelia desde una "riqueza de voces" que se plasma en obras "de carácter más íntimo y personal", frente a otras de tipo "más colectivo y grupal".

También está muy presente su visión "muy política" de la historia reciente del país africano, puesto que el punto de origen es la "grandísima represión" que se produjo con la independencia de la que fue la colonia que más tiempo dependió de la metrópoli, para después recorrer la "década negra", con la implantación del terrorismo islámico, o el viaje de la gente que deseaba abandonar el país. Esto último acaba convirtiéndose en una parte de la exposición en forma de "viaje más personal, más íntimo", y a la vez "más social".

Además de estos "sueños truncados", Sedira también dibuja las "preocupaciones políticas, sociales y personales" que a ella misma le han rodeado, además de sentimientos compartidos con los argelinos, como "la incapacidad de la seguridad" o "la fragilidad de nuestras vidas".

CINE ARGELINO DE LOS 60

Una parte de la muestra da a conocer el cine argelino de los años 60, tras la consecución de la independencia de Francia, cuando el gobierno del país norteafricano produjo "muchas películas de cine militante y anticolonial". "Ese movimiento militante fue modelo para mucha gente, como por ejemplo en la lucha por los derechos civiles en EE.UU., el movimiento contra la guerra en Vietnam, mayo del 68 o incluso Woodstock", ha explicado la artista.

También dedica un espacio al festival panafricano de 1969, un momento de "lucha contra el colonialismo y la búsqueda de la identidad propia", en el que incluso estuvieron invitadas las islas Canarias. Este evento fue un punto de partida para la investigación en la que se basa la exposición que alberga el IVAM.

Igualmente, otro punto de la muestra está dedicado a "la época en la que el estado luchó contra el terrorismo islamista" y, en concreto, reserva un espacio a los periodistas que se convirtieron en objetivo de los terroristas "por reír en el infierno" y homenajea a los 103 informadores asesinados. "Los periodistas e ilustradores entendieron que la mejor forma de luchar era con la sátira y el humor", ha señalado Sedira frente a las viñetas y caricaturas dedicadas a este recuerdo.

Finalmente, la creadora se fija en la "imposibilidad de moverse" y emplea la metáfora sobre los naufragios de barcos de migrantes en Mauritania para invitar a la reflexión sobre esa situación y "sobre la muerte". También en esta línea se exponen fotografías sobre almacenes de azúcar debido a que la ruta que seguía este edulcorante hacia occidente desde el centro del continente africano coincide con las antiguas rutas esclavistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento