Una concentración de decenas de personas impide un desahucio en el barrio de Gràcia de Barcelona

dESAHUCIO EN gRÀCIA.
La concentración que ha evitado el desahucio.
SANDRA MUNTANÉ

Decenas de personas convocadas por el Sindicat de Llogaters y la Oficina de Vivienda Popular de Gràcia han impedido la mañana de este miércoles un desahucio en este barrio de Barcelona que afectaba a una pareja con tres hijos que viven en el número 274 de Travessera de Gràcia.

Según los convocantes, los afectados, Juan y Lívia y sus tres hijos, han estado 12 años pagando 1000 euros de alquiler. "Hace un año la propietaria de su casa les quiso subir un 30% el alquiler y ellos pidieron una negociación. Ella se negó a llegar a un acuerdo. El contrato se acabó y ellos siguieron pagando 1000 euros mensuales a pesar de estar fuera de contrato". 

Ahora, cuentan, "llevan 12 meses haciendo resistencia" y "no ha habido mesa de negociación posible". Por eso, "han decidido dejar de pagar a una especuladora que se niega a hablar y los denuncia".

Durante la lectura del manifiesto, el portavoz del Sindicat de Llogateres, Jaime Palomera, ha afirmado, en relación a los multipropietarios y fondos buitre, que "os pasaremos por encima, no tenemos miedo", y ha apuntado que el barrio está sufriendo un proceso de gentrificación. 

Según el sindicato, tres de cada cuatro barceloneses estarían a favor de una regulación en los precios de los alquileres para intentar congelar el precio.

En relación al caso de Juan y Lívia, Palomera ha destacado la actitud "beligerante" de la propietaria ante la negativa de "sentarse a negociar", hecho que se suele repetir sistemáticamente en estos casos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento