Barakaldo pierde este viernes a las 20.00 horas su comercio más antiguo. El dueño de Modas Primitivo, Julio Fernández, estirará hoy su brazo para alcanzar la persiana por última vez. La bajará hasta abajo y clausurará para siempre una tienda fundada en 1915 por su abuelo.

Julio tiene pena, sí; pero también lleva tez blanca bajo su camisa bien atada. Son 50 años trabajando en los soportales de la Herriko Plaza. Tiene 65 años, ganas de pasear bajo el sol y ansias de recuperar el acordeón.

Porque en 1967, Julio fue a EEUU a dar conciertos con su instrumento tras ganar el concurso Salto a la fama de TVE. Y ya estaba trabajando en Primitivo. También seguía tras el mostrador cuando venían miles de jóvenes de fuera «y todo el mundo trabajaba y compraba; fue el mejor momento». Y ahí continuaba cuando la industria de Barakaldo fue a pique; «fue el peor momento».

«Hemos sido honrados, y el cliente ha quedado satisfecho», se congratula.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO