Obras en Sol
Vallas que ocultan parte de las obras de Sol. (ARCHIVO) R.M

El Ayuntamiento de Madrid tiene previsto remodelar la plaza de Sol y ampliar las zonas peatonales en su entorno una vez el Ministerio de Fomento haya concluido las obras en el intercambiador de Metro, según avanzó el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, quien afirmó que aún se está trabajando en los estudios previos al proyecto.

El primer edil ha indicado que el eje entre la calle Mayor y la Carrera de San Jerónimo se mantendrá como vía de circulación, pero se suprimirá la circulación en la calle de Alcalá, en el tramo entre Sol y la calle Virgen de los Peligros, a la altura aproximadamente de la plaza de Sevilla.

La peatonalización dejará un solo carril de bajada del tráfico desde Sol y girar en la Carrera

Así, se dejará tan solo un carril de bajada desde Sol con la posibilidad de girar hacia la Carrera y de que los residentes y edificios que tienen aparcamientos en esa zona puedan seguir utilizando sus accesos. También se permitirá un enlace con Sol. "El espacio restante será un arco ganado para los peatones, que enlazarán con las otras calles peatonalizadas como son Arenal, Preciados, Montera o Carmen", explicó Gallardón.

Estos cambios en el trazado urbano del corazón de Madrid permitirán, a su vez, ampliar la acera del tramo en la zona de la Real Academia de San Fernando, ganándose también espacio para el peatón en la propia plaza de Sol.

Conexión subterránea

Estas obras no serán posibles mientras el Ministerio que dirige Magdalena Alvarez no finalice las obras del intercambiador de Sol, que permitirán aliviar a la sobreexplotada estación de Cercanías de Atocha con una parada alternativa en el nuevo túnel de la risa que va hasta Nuevos Ministerios.

Así, la futura estación de Sol tendrá como principal virtud que "pasará de ser una estación de Metro a ser intermodal, y la mayor parte de los flujos de viajeros se realizará dentro de la estación, no en superficie, porque conectará dos medios de transporte", apostilló el regidor.

Será más cómodo coger el Cercanías en Sol o Alonso Martínez que en Atocha

Es decir, que la nueva infraestructura no fue ideada previendo que "a muchos usuarios les resultaría más cómodo coger el Cercanías en Sol, o en la futura estación de Alonso Martínez, que ir a Atocha, sino por el carácter intermodal que tendrán ambas estaciones", continuó Gallardón, quien anunció que "está previsto además que el Consorcio lleve una nueva línea de Metro a Atocha", parada que actualmente está "al borde del colapso".

Con toda la gente que, previsiblemente, usará la estación de Sol tanto para coger el Metro como el Cercanías, el Ministerio ha previsto nuevas salidas en la plaza, algo que se incorporará al proyecto de reforma.

Sobre la necesidad de abordar la construcción de otra estación intermodal en Alonso Martínez, "por donde pasan algunas de las líneas de metro estratégicas de la capital, porque la vertebran de norte a sur" según el alcalde, "es razonable que se terminase primero la instalación del (nuevo) túnel de la risa y que, en unos plazos fácilmente cumplibles, entre en funcionamiento Sol".