La plaza del Humor ya está declarada, de forma oficial, como una de las zonas más ruidosas de A Coruña por culpa del botellón. Así lo muestran los primeros datos del medidor instalado por el Ayuntamiento el pasado viernes 4 de julio, que revelan que en las noches del fin de semana el jaleo de la movida nocturna se registran hasta 73 decibelios, 18 más que los 55 que fija como tope la ordenanza municipal de Ruidos y de lo que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para hacerse una idea, los más de 2.000 vecinos de esta zona se acuestan con el mismo estruendo que si tuviesen una excavadora trabajando a toda máquina junto a sus camas.

Dormir: misión imposible

Los datos confirman además una situación denunciada hace ya años por los residentes, y muchos de ellos, los que pueden, huyen los fines de semana de sus propios domicilios para poder conciliar el sueño.

"Tiemblan hasta las paredes y lo peor llega a las tres de la madrugada, cuando empiezan a asentarse todas las pandillas», afirma Beatriz Rodríguez, presidenta de la asociación vecinal Distrito Uno.

Las mediciones no se restringen sólo a la plaza del Humor. También en la de Azcárraga, otro de los puntos calientes del botellón, cuenta con la presencia de los técnicos de la Concejalía de Medio Ambiente los fines de semana. Aunque por el momento no hay datos de esa estación móvil, desde Medio Ambiente aseguran que también son altos los niveles de decibelios.

Esto explica que estos dos espacios vayan a convertirse a partir del próximo viernes 18 de julio en las primeras Zonas de Especial Protección que establece la recién estrenada ordenanza contra el botellón , que entró en vigor el pasado lunes.

En estas áreas, que estarán debidamente señalizadas, no se permitirán las concentraciones ruidosas entre las 22.00 y las 8.00 horas, y los que se salten esta prohibición se tendrán que enfrentar a multas que van de los 200 a los 3.000 euros.

Para vigilar su cumplimiento, ya desde este fin de semana se incrementará la presencia de patrullas de la Policía (tanto del 092 como del 091), según aseguró la concejala de Medio Ambiente, Nieves Vázquez.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA