'Guerra y Paz'
Una escena de 'Guerra y paz'. 20MINUTOS.ES

Tolstoi no conoció la televisión, pero de haberlo hecho, quizá habría estado orgulloso de haber visto en la pequeña pantalla su obra. Más, tratándose de una superproducción como la que empieza a emitir esta noche La 1 (22.00 h): Guerra y paz. La ficción está compuesta por cuatro capítulos que adaptan la obra maestra del escritor ruso Leon Tolstoi, una de las obras cumbres de la literatura mundial.

Dirigida por Robert Dornhelm, responsable también de otras miniseries como Espartaco o Los diez mandamientos, esta superproducción ha tenido un gran respaldo de la audiencia, con más de 20 millones de espectadores en Europa.

Salones de baile y campos de batalla, vestidos y espadas, se mezclan en esta historia.
La miniserie
Guerra y paz está protagonizada por Brenda Blethyn, Malcolm McDowell y Clémence Poésy. Ambientada en 1805, cuenta la historia de la sociedad rusa durante la era Napoleónica. Un relato que mezcla los hechos históricos con las experiencias privadas de distintas personas relacionadas entre sí.

Salones de baile y campos de batalla, carros y mansiones, vestidos y espadas, se mezclan en esta historia de pasiones y conflictos, donde abundan temas tan universales como el amor, la esperanza, el coraje y el destino, pero con el telón de fondo de la guerra.

Pero Guerra y paz es también un reflejo del mundo actual: unos padres que intentan proteger a sus hijos, unos jóvenes que buscan su destino en un mundo inflexible, hombres y mujeres que buscan el amor verdadero, una sociedad que limita las esperanzas de una generación que intenta cambiar, y personas que, como en todos los tiempos y lugares, buscan el significado de sus vidas.

Sin reparar en gastos

Guerra y paz es el mayor proyecto de la televisión europea. Con 15.000 extras, 1.800 especialistas, 2.400 diseños de vestuario y 20 semanas de rodaje, esta producción ha sido vista por más de 6 millones de espectadores en Italia, más de 5 millones y medio en Francia y ha superando todos los récords en Alemania.

En total, más de 20 millones de espectadores en Europa, a lo que se suma el récord de ventas de su comercialización en DVD, que iba acompañada de una edición especial del libro de Tolstoi. La crítica lo tiene claro: Es "Una maravilla", para La Stampa, "Una inmensa obra de arte", para Le Monde o "el mejor melodrama de los últimos años", para Süddeutsche Zeitung.