Curso sobre disección humana
Un grupo de estudiantes analizan las partes de un cuerpo.

La imagen que tenemos de la serie CSI sobre la inspección de un cuerpo para extraer las pruebas de un crimen se reproduce estos días en Valladolid con fines educativos.

Un bisturí y unas tijeras son las herramientas principales que utilizan 24 estudiantes, la mayoría de Medicina, para conocer las entrañas del cuerpo humano mediante la disección cadáveres.

«Este año nos centraremos en las extremidades, el tronco y el sistema nervioso que comprende la medula espinal y el encéfalo, además del cerebro», dijo a 20 minutos Juan FranciscoPastor, director del curso, en el que participan cuatro profesores del departamento de Anatomía y Radiología de la Universidad.

Embalsamados

Los cadáveres que utilizan son de cuerpos donados y previamente embalsamados, a los que se inyecta alcohol y formol para evitar su descomposición. Además, se conservan en refrigeradores que se mantienen a una temperatura de entre 3 y 4 grados.

El curso es totalmente práctico y a cada uno de los alumnos se les asigna la disección de una parte determinada del cadáver. El último día del curso, el 24, cada uno expondrá a sus compañeros cómo realizó la exploración de la parte que le fue asignada y así compartirán con los otros estudiantes su trabajo y los procedimientos que utilizaron.

Todas las disecciones serán utilizadas el próximo curso por los estudiantes de Medicina, por tanto los trabajos con los cadáveres se adaptan a las necesidades que tendrán estos alumnos. «Ninguno de los que vienen se sorprende, ya que todos han tenido antes contacto con cadáveres», dice Pastor.

Las imágenes pueden resultar poco agradables, pero seguramente se trate de la mejor forma de conocer palmo a palmo las entrañas del cuerpo humano.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID