Ayudas para eliminar barreras arquitectónicas en las viviendas, para dotar las casas de elementos y aparatos que ayuden a las personas con movilidad reducida y para que cualquier gallego que lo necesite pueda comprarse un audífono o realizarse una prótesis dental. Éstas son las tres grandes bazas de un plan de la Vicepresidencia da Igualdade e do Benestar, que está dirigido a los mayores de 65 años y a los discapacitados y que está dotado con un presupuesto de 900.000 euros.

El objetivo general es mejorar la calidad de vida de los gallegos que, por edad o por enfermedad, sufren alguna limitación física. Si les cuesta subir escalones o entrar en la bañera, pues tendrán hasta 3.000 euros para poner una rampa o una ducha. Si no ven bien o no oyen bien, pueden pedir 2.500 euros para tener aparatos adaptados y 800 para un audífono. Y si tienen la dentadura dañada, pues hay 500 euros para prótesis.

Las ayudas ya se pueden pedir

Desde el 10 de julio y hasta dentro de un mes se pueden solicitar estas ayudas en las delegaciones de Vicepresidencia y en los ayuntamientos. Aunque es difícil valorar el coste de una rampa, el de un audífono está más claro: entre 900 y 3.000 €. Una prótesis dental no baja de los 1.000 € y cada funda ronda los 500.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD