Piscina
Piscina. (ARCHIVO) R. A

Un total de 1.500 litros de cloro para la depuración de agua de piscinas han sido vertidos al alcantarillado de Alcorcón después de que se rompiera una tubería utilizada para su descarga en un polideportivo municipal de la ciudad y una operaria municipal ha resultado intoxicada.

El vertido de cloro incontrolado a la red pública de alcantarillado se registró a las siete de la tarde de ayer cuando la oficial de máquinas de depuración del polideportivo Los Cantos realizaba un trasvase rutinario para rellenar los depósitos que se usan para el tratamiento del agua de las piscinas, han asegurado hoy a Efe fuentes sindicales de Prevención del Patronato Deportivo Municipal.

El gas intoxicó a una trabajadora municipal

En la operación se desprendió una de las tuberías que canalizan el cloro y el gas intoxicó a una trabajadora municipal, que fue trasladada al hospital Puerta de Hierro de Madrid, donde permanecía esta mañana ingresada por complicaciones respiratorias e irritación ocular.

El Patronato Deportivo Municipal no llegó a alertar del vertido a los bomberos, según han confirmado a Efe fuentes del cuerpo, ni a ningún otro servicio de emergencias o seguridad, añadieron las fuentes sindicales.