El 65% de los bares, restaurantes y cafeterías inspeccionados por el departamento de Sanidad del Ayuntamiento de Oviedo suspenden en condiciones sanitarias.

Según la memoria del área, el año pasado se realizaron 437 visitas de control sanitario, dentro de un programa para mejorar la calidad de la hostelería, y los resultados de la inspección fueron «insatisfactorios» en el 65,4% de los casos.

Llegan al aprobado en un 8,8% de las inspecciones, suben a notable el 15,6% de los locales y un 10,2% consiguen la categoría de excelente.

La cara positiva es que los responsables de los locales se apresuran a ‘recuperar' sus asignaturas pendientes y los responsables de Sanidad sólo llegaron a proponer una sanción para los establecimientos en 12 ocasiones.


Las deficiencias

Control administrativo:
De los 375 locales hosteleros ‘cateados', un 64,6% tienen pendiente la falta de documentación y de control.

Manipulación de alimentos:
Otro de los problemas más usuales se refiere al proceso de manipulación de alimentos, por ejemplo, que los trabajadores no tengan el carné de manipuladores. Ocurre en un 44,7% de los casos.

Higiene: Deficiencias estructurales (27,1%) y fallos en la higiene de las instalaciones (23%) son otras materias suspendidas. Sinembargo, es raro que los problemas tengan que ver con la higiene personal,
sólo supone un 1,9% de las infracciones.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE OVIEDO Y GIJÓN