Señor de la Caída
El Santísimo Cristo de las Tres Caídas, una de las imágenes de mayor calidad de la Semana Santa palmera. 20minutos

Una misteriosa tabla encontrada en el Mar Muerto y fechada en el siglo I antes de Cristo, y que un coleccionista israelí compró hace ocho años en Jordania, sugiere la idea de que la resurrección del Mesías no es única ni genuina del cristianismo, sino que ya existía en el judaísmo antes del nacimiento de Jesús.

Según esta tabla, la resurrección sería un concepto adoptado por el judaísmo antes que por el cristianismo

La premisa de que Jesús era el Mesías y resucitó tres días después de su muerte es el fundamento de la fe cristiana. De confirmarse que la resurrección es una leyenda judía, se pondría en cuestión el dogma católico de la resurrección de Jesús.

El judaísmo siempre ha considerado a Jesús nada más que un profeta que modificó las creencias tradicionales, pero no el Mesías ni el hijo de Dios. Ahora un grupo de investigadores reabre el debate tras ser descifrado gran parte del texto que contienen los 87 renglones escritos en hebreo sobre la tabla.

La prensa israelí llama a la tabla "La visión de Gabriel" porque gran parte de su texto se refiere a una visión del apocalipsis transmitido por el ángel Gabriel. Israel Knohl, profesor de estudios bíblicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén, ha explicado que se trata de un texto profético escrito en una gran tabla de piedra caliza gris en el primer siglo antes de Cristo.

Según la interpretación de Knohl, la tabla plasma la idea de que la sangre del Mesías muerto y resucitado es necesaria para lograr la redención, y ello demostraría que esa premisa fue adoptada por el judaísmo antes del nacimiento de Jesús, ya que el texto se ha fechado antes de su nacimiento.

Tres días

El texto contiene 87 líneas y hacia el final hay una frase que contiene las palabras "shloshat iamin" (tres días) seguida de una palabra que no se podía leer y que ahora Knohl interpreta como "hayia", que se podría traducir como "para vivir".

Esa palabra cambiaría el sentido del texto, asegura, que se puede interpretar como una descripción del ángel Gabriel elevando al profeta a la vida tres días después de su muerte.

Aunque en el momento de su descubrimiento se hizo una primera interpretación del texto, su reconstrucción completa ha permitido a Knohl hacer una nueva interpretación, que expuso en una conferencia con motivo de los 60 años del descubrimiento de los "Rollos del Mar Muerto".