Detectan contaminación radiactiva fuera de la central nuclear de Cofrentes (Valencia)

  • El Consejo de Seguridad Nuclear asegura que "se ha procedido a la limpieza de la zona" y que "no ha supuesto riesgo para la población".
  • Greenpeace exige al CSN que explique la composición y cantidad del material hallado.
  • La vida útil de esta central acaba en 2011.
Central nuclear de Cofrentes (Valencia).
Central nuclear de Cofrentes (Valencia).
20MINUTOS.ES

La organización ecologista Greenpeace ha denunciado hoy el hallazgo de tierra contaminada en las instalaciones de la central nuclear de Cofrentes, situada en el interior de la provincia de Valencia. Concretamente, ha sido hallado en el exterior de la zona radiológica, lo que, según Greenpeace, es una muestra más de la "falta de fiabilidad del parque nuclear español".El

Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) publicó ayer en su web como suceso notificable esta detección. El
enunciado textual del CSN respecto al suceso es el siguiente: "Detectado material radiactivo dentro del emplazamiento, fuera de la zona radiológica, que ha requerido reclasificación zonal por contaminación. El titular ha recogido y segregado la tierra afectada, que ocupa un volumen de unos 300 litros y ha procedido a la limpieza de la zona".
Greenpeace ha exigido al CSN "que dé a conocer los motivos del fallo, el destino de esta tierra radiactiva recogida, si se han producido
vertidos líquidos, sólidos o emisiones gaseosas de radioactividad al medio ambiente y la composición y la cantidad de material radiactivo hallado y potencialmente liberado al exterior".

Además, también ha pedido "con carácter urgente" que se aclare cuándo se produjo el suceso y cómo se descubrió. La organización ecologista ha advertido de que dependiendo de la cantidad de material radiactivo del que se trate, este percance podría "entrañar graves consecuencias para la población".

A raíz de la denuncia de Greenpeace, el CSN ha publicado una nota de prensa (.PDF) en la que asegura que "el suceso no ha supuesto riesgo para los trabajadores, la población o el medio ambiente".

Greenpeace ha recordado que la central nuclear de Cofrentes es propiedad de Iberdrola y que también es la instalación nuclear con más fallos después de las centrales catalanas.

Además, ha destacado que este incidente "es tan sólo el último caso dentro de una larga y creciente lista de accidentes que afectan a la seguridad de estas instalaciones", cuya vida útil acaba en 2011, ya que en los últimos diez días se han producido seis sucesos notificables.

Por su parte, la responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace, Sara Pizzinato, ha recordado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió un futuro energético "libre de nucleares", por lo que le ha exhortado a que cumpla su compromiso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento