El pasado 29 de junio, durante la calebración de la victoria de España en la Eurocopa, Xavier Vilaró, jefe de la Guardia Urbana de Barcelona, recibió un golpe que le provocó un traumatismo en la zona abdominal, con afectación del bazo, que comportó su hospitalización.

El urbano se encuentra ahora en observación postoperatoria
La agresión se produjo durante la
actuación policial conjunta de la Guardia Urbana y los Mossos de Esquadra contra grupos de concentrados que actuaban violentamente y atentaban contra elementos de la vía pública.

Vilaró fue ingresado en el Hospital del Mar de la capital catalana. Después de un periodo de observación, el equipo médico decidió operarlo para extirparle el bazo. El urbano se encuentra ahora en observación postoperatoria.