Conocido como el 'Mandela norteafricano', tras pasar más de 24 años preso en las cárceles de Marruecos, Mohamed Daddach, todo un símbolo de la lucha saharaui, ha accedido a hablar desde su localización secreta en el desierto, a través del Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias.

Daddach pasó 24 años preso en las cárceles de Marruecos.
Denuncia que el "cerco sigue cerrado sobre El Aaiún" y se confiesa "muy dolido" con la negativa del Consulado de España de Agadir a concederle un visado para viajar a
Canarias el pasado fin de semana.

"He sido reconocido ante todas las instancias y de forma oficial como activista de Derechos Humanos por organizaciones tan serias y con tanta credibilidad como Amnistía Internacional . El rechazo de mi solicitud de visado no tiene base. Habrá una próxima oportunidad", asegura.

Error español

Daddach considera que el Estado español se equivoca manteniéndose al margen del conflicto entre Marruecos y el pueblo saharaui. "Tengo que advertirle al Gobierno español de que le tocará asumir toda la responsabilidad histórica por el sufrimiento que ha provocado al pueblo saharaui".

Su disgusto también es extensible al gobierno de Canarias, sobre todo, tras su reciente reunión con una delegación del Consejo Real Consultivo para Asuntos del Sahara (CORCAS), el cual, dice, sólo representa los intereses de Marruecos.

"Lamentamos que, en ese sentido, se inclinen por la postura del Gobierno marroquí y por la injusticia sabiendo que el único representante del pueblo saharaui es el Frente Polisario ".

 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TENERIFE