Tras la calurosa bienvenida que recibieron los artistas en la primera jornada, el festival de Rock in Rio, que se celebra en Arganda del Rey (Madrid), abrió de nuevo sus puertas sin tanto bochorno veraniego y con un cartel dedicado al público más joven y al 'fenómeno fan'.

De nuevo, más de 45.000 personas -se esperaban 50.000 a medianoche- se han acercado a Arganda del Rey para escuchar a sus grupos favoritos. Entre ellas, miles de adolescentes, que esperaban pacientemente desde primera hora de la tarde la llegada de los alemanes Tokio Hotel.

Unas fans que con pancartas y banderas adornaron, con lágrimas en los ojos y provistas de cámaras y móviles, la segunda actuación de la banda en España -el viernes tocaron en Barcelona-. El grupo derrochó espectáculo de luz y sonido ante los gritos del foso.

La música brasileña, reina de la jornada

Horas antes, la 'Ciudad del Rock' acogía a a media tarde la presencia de Ivete Sangalo, que puso las primeras notas de color brasileño en el Escenario Mundo, antes de que hiciera aparición Carlinhos Brown. Por esta razón, no es de extrañar la masiva afluencia del público de este país en el recinto.

Ante un público enfervorecido, Sangalo incluso quiso apelar al patriotismo vistiéndose con sendas banderas española y brasileña. E, incluso, se atrevió con el Corazón Partío de Alejandro Sanz, acompañada de unos bailarines que no paraban de saltar.

Brown tomaba el testigo con su típico tocado en la cabeza y se hacía con el respetable a base de samba. A estas horas la afluencia es mucho mayor, aunque muchos de los asistentes merodean por la explanada disfrutando con los espectáculos malabares y los dragones chinos que hoy ha dispuesto la organización.

ECDL y Tokio Hotel, los platos fuertes

Más de dos horas antes de su actuación, 20minutos.es pudo compartir unos minutos con Tokio Hotel en el backstage. Su andrógino vocalista, Bill Kaulitz, con su inseparable estética glam-manga, nos ha asegurado que se siente "adicto al trabajo", aunque sí reconoció que todavía no asumen un arrollador éxito que califican de "verdadera droga".

Respecto a sus problemas de salud, que le han obligado a pasar por el quirófano para tratar una dolencia en la garganta, ha señalado que se ha recuperado "perfectamente", aunque reconoce que ha pasado "momentos muy malos a nivel personal".

Dado que Alemania disputa este domingo la final de la Eurocopa frente a España, no quiso perder la ocasión para hacer su predicción: 3-2 a favor de sus compatriotas. Por su parte, El Canto del Loco, congregó al grueso del enfervorecido público, que no quiso perderse al grupo español líder de ventas pero, a su vez, más criticado.

Hot Stage y carpa electrónica

El espectáculo comenzó sobre las 17.30 horas en el escenario Hot Stage, por donde acudieron los grupos Standard o Mando Diao. Antes, tocaron Ragdog, primer fichaje del sello virtual Espacio Movistar. Por último, la carpa electrónica se puso enseguida las pilas con discjockeys tan conocidos como Cristian Varela, Carl Cox, Loco Dice y Elio Riso.