Hombres entre 19 y 30 años, en la costa, ámbito urbano y agredidos en zonas de ocio. Este es el perfil del 60% de los homosexuales discriminados en la comunidad, según el I Informe Semestral del Observatorio de la Homofobia, creado en noviembre de 2007 por la Federación Andaluza COLEGAS.

Este año han recibido 317 denuncias, de las cuales el 11% fueron presentadas por agresiones físicas, el 48% por discriminación y exclusión social, y el 41% por la falta de rigor en el tratamiento de temas sobre homosexualidad en los medios de comunicación.

Málaga es la provincia que más ha presentado, con 53 manifestaciones de agresiones, seguida de Sevilla y Cádiz.

El resultado del informe es positivo si lo comparamos con otros años, pero aun quedan muchos retos»


A la cola, están Huelva y Jaén, donde a pesar de haber menos jóvenes es necesario fomentar la participación, según fuentes de la Federación.

Visiones del fenómeno

«El resultado del informe es positivo si lo comparamos con otros años, pero aun quedan muchos retos», cuenta Antonio Ferre, presidente de la Federación Andaluza COLEGAS.

Señala además la necesidad de trabajar en zonas rurales, a pesar de que el 42% de las denuncias han sido recibidas desde este ámbito.

El Defensor del Pueblo Andaluz, se muestra satisfecho e inquieto a la vez: «Yo tengo la percepción de que los comportamientos se van normalizando, pero me preocupan las zonas de recreo y las escuelas, porque allí los casos son trágicos»