Un hombre de nacionalidad brasileña murió apuñalado la pasada madrugada y otro de nacionalidad portuguesa resultó herido leve en una reyert que comenzó con el robo de un bocadillo en Madrid, según fuentes de Emergencias Madrid.

Varios compatriotas del vendedor les persiguieron y les agredieron
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a cuatro hombres vietnamitas y a un coreano por su posible implicación en la reyerta. Los cinco ciudadanos chinos han sido arrestados poco después de la pelea en las inmediaciones de la calle Fuencarral, en la que se produjeron los hechos, y se cree que uno de ellos es el autor material de la puñalada que acabó con la vida del joven brasileño, según la misma fuente.

Al parecer, este joven y unos amigos robaron en un puesto de comida china instalado en la zona, y a continuación varios compatriotas del vendedor les persiguieron y les agredieron, causando la muerte de un joven e hiriendo a otro.

Tumbado en la calzada

El altercado se produjo alrededor de las cinco de la madrugada, a la altura del número 27 de la calle Fuencarral, cuando los servicios de Emergencias encontraron a un hombre de 25 años tumbado en mitad de la calzada en parada cardiorrespiratoria. Aunque procedieron a practicarle maniobras de reanimación, no pudieron hacer nada por él y certificaron su muerte en el lugar de los hechos.

La investigación de los hechos está en manos de la policía científica
El hombre presentaba una profunda herida por arma blanca en la espalda y contusiones en la cabeza producidas por golpes. La otra persona atendida en el lugar, un varón portugués de 27 años, presentaba contusiones y heridas en el cráneo y la cara, consecuencia de fuertes golpes. Fue trasladado al hospital de la Concepción en estado leve.

Los efectivos del Samur-Protección Civil atendieron también a un amigo de las víctimas, de nacionalidad checa, que había presenciado los hechos y sufría un ataque de ansiedad.

La investigación de los hechos está en manos de la policía científica de la Policía Nacional.