Bob Dylan
El músico Bob Dylan en una imagen de archivo. ARCHIVO
Bob Dylan inició el lunes la gira que le llevará por once ciudades españolas con una puesta en escena cuidada y austera, que cedió todo el protagonismo a las canciones que durante una hora y media atraparon a las más de 15.000 personas que se congregaron en la Feria de Muestras de Zaragoza para disfrutar de una de las citas musicales más esperadas de la Expo.

 

 

Es su primera aparición desde la concesión del Premio Príncipe de Asturias de las Artes de 2007
Dylan, que se presentó en el escenario poco antes de que anocheciera cubierto con un sombrero blanco y su habitual traje negro, arrancó el concierto con I'll be Your Baby Tonight, del álbum de 1967 John Wesley Harding y continuó con tintes country uno de los clásicos de The Freeweling, Don't Think Twice, It's All Right.

 

Ésta fue la carta de presentación de Dylan en su primera actuación en España tras la concesión del Premio Príncipe de Asturias de las Artes de 2007, que abordó sin detalles para la galería y sin despegarse de los teclados en ningún momento.

Próxima parada, Pamplona

A continuación, los solos de guitarra de Just like Thumb's Tom Blues despertaron a un público que hasta el momento había guardado las distancias con el cantante estadounidense y que, poco a poco, se sumergió en la propuesta musical de Dylan, sobria, intimista y directa.

Los acordes más templados de Shelter from the Storm terminaron por atrapar a las más de 15.000 personas que se dieron cita en la explanada de la Feria de Muestras de Zaragoza, cuya atmósfera hizo revivir por momentos el recogimiento sonoro de un antiguo salón de conciertos.

La delicadeza de Just Like a Woman del Blonde on Blonde (1966), atenuada ligeramente por la voz aguardentosa del bardo de Duluth, cedió el testigo a la 'oscarizada' y potente Things Have Changed, uno de los temas más celebrados por el público hasta ese momento.

Eso fue todo, un saludo con las manos en alto, un tímido movimiento de caderas y de vuelta al autobús que le llevará hasta el próximo 10 de julio por once ciudades españolas. Próxima parada, Pamplona.