Decenas de mendigos deambulan en verano por las calles de la ciudad

El número de mendigos en las calles de la ciudad ha aumentado en las últimas semanas.
Un mendigo pide a los viandantes del paseo Independencia.
Un mendigo pide a los viandantes del paseo Independencia.
F. S.
El calor y la llegada de los turistas son un atractivo para ellos, que en sólo un día pueden recaudar unos 30 euros o más, gracias a las propinas de los transeúntes que encuentran a su paso.

«Es sólo un efecto visual el que parezca que ahora hay más, porque realmente hay los mismos que el resto del año, lo que pasa es que en invierno están recogidos», comenta María Pilar Tirado, técnico responsable del área de sensibilización de Cáritas Zaragoza.

En el albergue municipal, el número de usuarios se mantiene y todos los días está casi lleno, con alguna habitación libre. Su responsable, Gustavo García, señala que «hay unos 24 mendigos  fijos en la ciudad y la mayoría no son usuarios del albergue. Tienen su propia casa y salen a la calle estos días a sacarse una propina».

La plaza del Pilar, la calle Alfonso o el paseo Independencia son a diario los sitios preferidos para estas personas, que no dudan en instalarse mañana y tarde.

Desde la Coordinadora de Transeúntes de Zaragoza se hace hincapié en que «es importante que la gente se acostumbre a dar donativos a las entidades dedicadas a la causa y no directamente a ellos, porque así, aunque lo parezca, no los estamos ayudando», explica Yolanda Fornigos, trabajadora social de la Coordinadora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento