Cañón obús modelo XM1203 NLOS
Vista de un cañón obús modelo XM1203 NLOS, prototipo de uno de los futuros vehículos de combate del Ejército de Estados Unidos. (EFE). EFE

El Ejército de Estados Unidos ha mostrado por primera vez en público sus primeros vehículos de combate del futuro, con la participación estelar de un cañón obús biplaza de autopropulsión.

Se realizarán pruebas con estos vehículos en el campo de Yuma, en Arizona

En una explanada frente al Congreso, miembros de la rama más antigua de las Fuerza Armadas del país presentaron los prototipos de combate de última generación, cuyos modelos se estima que salgan al campo de batalla entre 2010 y 2011.

Los Sistemas de Combate del Futuro (FCS en inglés) proporcionarán al Ejército una capacidad sin precedentes para "detectar y derrotar" al enemigo, tanto en los conflictos actuales como en los venideros. Gran parte de las miradas se las ha llevado el XM1203 Non-Line-of-Sight (NLOS-C), un cañón obús de autopropulsión de color crema, con capacidad para dos soldados en su interior.

Entre sus cualidades destacan, según sus creadores, la localización de emplazamiento y sustentación con la receptividad, letalidad, supervivencia, agilidad y versatilidad. Antes de que finalice 2009, el campo de pruebas de Yuma (Arizona, EE UU) contará con ocho prototipos de este modelo de munición de 155 milímetros.

Aviones de combate

Junto con el cañón XM1203 NLOS-C, la exposición también incluyó el prototipo de los dos futuros vehículos aéreos sin tripulación, que pueden ser manipulados desde fuera o desde dentro del avión. Ambos aparatos de combate -uno de ellos con un peso inferior a alrededor de 25 kilogramos- proveerán a los soldados información de reconocimiento, vigilancia y captación del objetivo.

Las venideras operaciones militares de Estados Unidos también contarán con nuevos vehículos terrestres sin tripulación, destinados a tareas de apoyo u operaciones de ataque aéreo. De este modo, el prototipo XM1217 tendrá capacidad para transportar entre 862 kilos y 1.100 kilos de material, el XM1218 se encargará de detectar, marcar y neutralizar minas antitanques y el XM1219 realizará misiones de localización y destrucción de plataformas y posiciones enemigas.