Telemadrid
Edificio de la televisión pública autonómica de Madrid. (ARCHIVO)

Representantes de UGT, CC OO y CGT del Ente Público Radio Televisión Madrid aseguran que en los últimos cuatro años han acumulado las mayores pérdidas económicas de su historia -101 millones de euros, que hacen ascender la deuda acumulada hasta los 180- y la mayor pérdida de audiencia hasta quedar en el 10,5%.

Aguirre utiliza este servicio como instrumento al servicio de sus intereses políticos

La portavoz de CC OO Blanca Landázuri ha pedido a la sociedad madrileña que, igual que reclaman calidad a la enseñanza o la sanidad pública, exijan al Gobierno autonómico "una buena radio y una buena televisión pública".

Según concluye un informe que firman los tres sindicatos, Telemadrid "está sufriendo la peor gestión que se recuerda como consecuencia de la decisión política de Esperanza Aguirre de utilizar este servicio de comunicación como instrumento al servicio de sus intereses políticos".

Así, el balance empresarial de los últimos cuatro años (2003-2007) "no puede ser más negativo": se ha perdido uno de cada tres espectadores, llegando a la cuota de audiencia más baja de su historia (ha pasado del 17,1% al 10,5%), y "sólo supera a la televisión canaria", según ha apuntado Ángel García, de UGT.

Benefician a productoras externas

Los sindicalistas han denunciado, asimismo, el giro de la empresa en beneficio de productoras privadas externas que venden los productos mucho más caros que si se hicieran con los recursos de la empresa, hasta el extremo de que sólo se mantiene una producción propia en los servicios informativos.

De hecho, aseguran que, en euros por habitante, "Telemadrid cuesta hoy al madrileño un 40 por ciento más que en 2003".

Telemadrid mantiene un porcentaje de suficiencia financiera superior al resto de televisiones públicas

Por su parte, la dirección de Telemadrid subraya que el descenso de su audiencia "ha sido similar, en términos generales, al de las demás cadenas autonómicas" y, sobre su gestión económica, destaca que mantiene un porcentaje de suficiencia financiera (47 por ciento) "muy superior al del resto de televisiones públicas".

Además, sostienen que el informe sindical presenta "graves errores de enfoque", además de poseer una "manifiesta intencionalidad política" y "una visión intencionadamente crítica que sólo beneficia a los partidos de la oposición y a las empresas de la competencia audiovisual".

En un comunicado aclaran que los datos de audiencia de Telemadrid "vienen dados, sólo en parte, por la decisión de hacer una programación menos comercial y, fundamentalmente, por razones del mercado como son la mayor penetración que tienen en Madrid las dos nuevas cadenas generalistas".