El puente de Brooklyn celebra su 125 aniversario
Fue construido entre 1870 y 1883 y mide más de 1.800 metros de longitud. (REUTERS) REUTERS
El puente de Brooklyn, uno de los principales símbolos de Nueva York, celebra desde este jueves y en plena forma su 125 cumpleaños, con una serie de actividades, pastel gigante incluido, que durarán cinco días y en las que participarán miles de personas.

Fue diseñado por el ingeniero de origen alemán John Augustus Roebling
El puente -pionero en conectar
la isla de Manhattan con el vecino barrio de Brooklyn- es mundialmente conocido por sus cables de acero entrelazados, pues fue el primero que se construyó con esta técnica, que ahora resulta todo un derroche de ese preciado material pero que le dio una resistencia inusitada para la época.

La característica estructura colgante del puente y sus arcos neogóticos aparecen en todo tipo de películas, desde las clásicas de Woody Allen hasta 'Godzilla', 'Colverfield', 'Deep Impact' o 'Soy Leyenda', entre otras, y en las que a menudo es destruido por monstruos, tsunamis, el maligno Magneto de la Patrulla X o las fuerzas aéreas estadounidenses.

1870-1883

Construido entre 1870 y 1883 y con sus más de 1.800 metros de longitud, el fotogénico puente fue diseñado por el ingeniero de origen alemán John Augustus Roebling, quien murió por el tétanos tras ser le amputado un pie a causa de un accidente que ocurrió en el embarcadero durante las obras.

Entonces, su hijo Washington Roebling tomó las riendas, aunque tuvo un problema de descompresión, mientras trabajaba en los pozos de cimentación bajo las aguas del East River, que le impidió mantenerse a pie de obra. Fue su mujer, Emily Warren Roebling, quien se encargó durante años de transmitir las órdenes de su marido a los obreros.

Cuentan que éstos tomaron cariño a la mujer, por lo que no es de extrañar que, al parecer, fuera ella la primera en cruzar el puente de piedra caliza, granito y cemento y que aún hoy haya una placa en el puente en la que los obreros le dedican la obra. En los trece años que duró la construcción murió más una veintena de personas y se invirtieron más de 15 millones de dólares.