Netanyahu devuelve el encargo de formar gobierno: comienza el turno de Gantz

Benny Gantz, en la noche electoral.
Benny Gantz, en la noche electoral.
EFE/EPA/ATEF SAFADI

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha informado este lunes al presidente del país, Reuven Rivlin, de que le devuelve el encargo de formar un gobierno tras no haber sido capaz de articular una mayoría suficiente.

Así, el mandato pasa ahora a Benny Gantz, principal rival político de Netanyahu, quien tendrá 28 días para formar un ejecutivo. Si no lo logra, la normativa israelí prevé que cualquier otro diputado de la Knesset (el Parlamento de Israel) pueda optar a un periodo de 21 días para formarlo y, si fracasa, se repitan las elecciones.

En las recientes elecciones del 17 de septiembre, la fuerza política de Gantz (Azul y Blanco) fue la más votada, con un 25,93% de los votos y 33 de los 120 escaños, por delante del Likud de Netanyahu (25,09 y 31 escaños). La tercera fuerza es la Lista Conjunta (Balad, hadash, Taal y Lista Árabe Unida) con el 10,62% y 13 escaños.

Por detrás, se encuentran los ultraconservadores Shas (7,44% y 9 asientos), Yisrael Beiteinu (6,99% y 8 escaños), Judaísmo Unido de la Torá (6,06%, 8 asientos) y Yamina (5,88%, 7 escaños). Completan la Knesset dos partidos izquierdistas: Laborismo-Gesher (4,8% y 6 sitios) y Unión Democrática (4,34 y 5 plazas).

La formación árabe-israelí, Lista Conjunta, ya ha anunciado su intención de respldar a Gantz, con lo que lograría así más apoyos parlamentarios que Netanyahu.

El objetivo, precisamente, era articular una mayoría necesaria para evitar un nuevo mandato de este último, aunque aclaran que más que un apoyo a Gantz o a sus políticas se trata de una oposición a Netanyahu, quien "ha declarado ciudadanos de segunda clase a los ciudadanos árabes-palestinos de Israel, una quinta parte de la población".

La coalición del partido Laborista y el Partido Gesher también secundarán a Gantz para evitar un segundo Gobierno de Netanyahu.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento