Niños en un colegio malagueño
Niños en un colegio. jORGE PIMENTEL

La noticia no ha sentado muy bien en la comunidad educativa. "Si los permiten en cualquier oficina o despacho de la Administración, ¿por qué no puede haber aparatos de aire acondicionado en los colegios?", se pregunta un profesor sevillano.

Los colegios de la capital hispalense no podrán tenerlos para combatir las altas temperaturas que se registran en la ciudad en primavera y verano y principios de otoño.

Están "totalmente prohibidos", según anunció hoy el Ayuntamiento , por su alto coste energético y porque van "en contra de sostenibilidad".

Para luchar contra el calor, el Gobierno municipal estudiará llevar a cabo en los colegios medidas alternativas como la instalación de cubiertas vegetales (con plantas para conseguir, más frescor), protectores solares, aprovechar la ventilación natural...

Las nuevas medidas comenzarán a aplicarse en esta legislatura

Para conocer cuál es la situación energética de los centros educativos de la ciudad, el Ayuntamiento ha encargado cuatro auditorías. Se han llevado a cabo en los colegios más nuevos y más antiguos: Pino Flores, Nuevo Tussam, San José de Calasanz y Virgen Macarena.

En esta legislatura

Una vez que se analicen las conclusiones de estos informes, se decidirá qué medidas se aplicarán en los centros para luchar contra el calor, que comenzarán a implantarse en los edificios escolares durante esta legislatura (acaba en 2011).

Mientras tanto, se permitirán el uso de ventiladores de pie en las aulas.

Otro de los objetivos municipales es sustituir todos los sistemas de calefacción de los colegios para que funcionen con gas natural.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA