Familiares de una de las víctimas de la ola de incendios de 2017 descartan recurrir el archivo de la causa

  • VIGO, 14 (EUROPA PRESS)
Zona quemada en un incendio en Chandebrito.
Zona quemada en un incendio en Chandebrito.
EUROPA PRESS - Archivo

Familiares de una de las víctimas de la ola de incendios forestales que asoló Galicia en octubre 2017 han descartado recurrir el archivo de la causa, después de que el juez decidiese el sobreseimiento provisional de la misma basándose en la ausencia de autor conocido del fuego.

Así lo ha señalado a Europa Press María Costas, hija de Angelina Otero, una de las dos fallecidas aquel 15 de octubre en la parroquia de Chandebrito, en Nigrán (Pontevedra).

Ya hace un año, el juez había archivado los tres procesos correspondientes llevados a cabo en la provincia de Pontevedra: Gondomar, Baiona y Chandebrito. En lo que respectaba a este último fuego, que se saldó con dos víctimas mortales (Angelina Otero y Maximina Iglesias, de 78 y 86 años), en aquel momento el juzgado número 8 de Vigo se encontraba a la espera de recibir el resultado de las diligencias, pero había archivado técnicamente la causa para evitar que corriesen los plazos.

Ahora, según han indicado fuentes judiciales a Europa Press, una vez que la Guardia Civil ha dado por agotadas todas las vías de investigación, el juez ha decidido archivar la causa "por falta de autor conocido", ya que tras realizar "diferentes diligencias" estas "no tuvieron resultados concluyentes".

"De lo actuado se desprende que los hechos investigados son constitutivos de infracción penal, si bien no existen motivos suficientes para atribuir su perpetración a persona alguna determinada y, por ello, es procedente decretar el sobreseimiento provisional de estas actuaciones", reza el auto del juez de finales de septiembre, lo cual permitiría reabrir el caso si apareciesen nuevas pruebas.

RESOLUCIÓN NO COMPARTIDA POR LA FAMILIA

Tras conocerse esta resolución, los familiares de una de las fallecidas han indicado que "no comparten" la decisión del letrado pero que la "respetarán", por lo que no la recurrirán. "No lo seguiremos intentando porque emocionalmente es muy doloroso", han apostillado.

En este sentido, han insistido en que lo único que se pedía era "que se reconociese que fue una decisión muy equivocada" e "imprudente" la llevada a cabo por la Policía que, según ha relatado María Costas, fue quien sacó de sus casas a las dos víctimas, que acabaron calcinadas en una furgoneta intentando huir del fuego. Sin embargo, tal como también ha explicado Costas, las diligencias aseguran que esto no fue así, y que los vecinos siguieron a la Policía sin que se les hubiese dado órdenes de hacerlo.

"Solo se pedía que se reconociese que fue una decisión muy equivocada. No queríamos que condenasen a nadie", ha subrayado la hija de una de las fallecidas, quien ha apostillado que "la situación de estrés" y el "pánico" en la que se encontraban los policías hacía que "no fueran responsables de sus actos".

La ola de incendios en cuestión quemó casi 50.000 hectáreas y provocó un total de cuatro fallecidos, en medio de una gran alarma social, pues los virulentos fuegos cercaron ciudades y pueblos sobre todo los días 14 y 15 de ese mes, hace este martes dos años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento