Cifras preliminares de la Junta Central Electoral con un 72 por ciento de los colegios escrutados daban a Fernández, del centrista Partido de la Liberación Dominicana, un 53 por ciento de los votos, más de lo necesario para evitar una segunda vuelta el 30 de junio.

Los datos oficiales mostraron al principal candidato opositor, Miguel Vargas Maldonado del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), con un 41 por ciento de los votos.

'Acepto y reconozco los resultados de estas elecciones,' dijo Miguel Vargas Maldonado, un empresario, en un discurso en el cuartel general de su campaña.

Sin embargo, Vargas no felicitó a Fernández y dijo que la votación había sido manchada por 'el más descarado uso de los recursos del Estado'.

El jefe de campaña de Fernández, Francisco Javier García, dijo: 'El pueblo dominicano, en su intención de voto, lo que decidió fue no dejar para mañana lo que pudo resolver hoy'.

Los comicios del viernes fueron empañados por brotes esporádicos de violencia.

'La ciudadanía dominicana ha acudido a votar masivamente y eso nosotros lo saludamos con mucho beneplácito porque esa es una obligación ciudadana', dijo Fernández, del Partido de la Liberación Dominicana, tras votar.

'Yo creo que en el día de hoy el pueblo dominicano al acudir en forma pacífica, en forma ejemplar a las urnas, está haciendo una contribución con el futuro del país', agregó.

OCHO HERIDOS

Al menos ocho personas, incluidos dos dirigentes del partido gobernante, sufrieron heridas de bala en hechos de violencia con motivaciones políticas entre la noche del jueves y la mañana del viernes.

Los centros de votación abrieron a las 06.00 hora local (1000 GMT) tras una dura campaña en la que los líderes opositores culparon a Fernández y a su Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por los incrementos de precios en la isla y le acusaron de echar mano a las arcas fiscales para lograr apoyos.

En la ciudad rural de Bonao, 83 kilómetros al norte de la capital, testigos dijeron que la gente huyó de un centro de votación en pánico, cuando un legislador que representa al centroizquierdista PRD disparó a Cándido Caba, líder local del PLD.

Otras tres personas, incluyendo un ex legislador, fueron tiroteadas y asesinadas el miércoles por la noche en un enfrentamiento entre seguidores de Fernández y Vargas en Villa Vásquez, unos 200 kilómetros al noroeste de la capital, según las autoridades.

Cerca de 6 millones de los 9 millones de habitantes de República Dominicana estuvieron registrados para votar.

/Por Tom Brown/.*.