El IBI subirá en Ávila el 8,6% tras rebajarse la intención inicial del 20%

  • El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se incrementará en Ávila el 8,6%, frente al proyecto inicial del equipo de Gobierno del Ayuntamiento, de Por Ávila, que pretendía una subida del 20%, según ha dictaminado la Comisión Extraordinaria de Hacienda con los votos a favor de la formación local abulense y Ciudadanos.
Los concejales del Ayuntamiento de Ávila explican el proyecto de ordenanzas fiscales para 2020
Los concejales del Ayuntamiento de Ávila explican el proyecto de ordenanzas fiscales para 2020
AYUNTAMIENTO DE ÁVILA

La intención inicial ha sido rebajada para contar con el apoyo del partido 'naranja', que con dos ediles suman la mayoría absoluta junto a los once concejales de Por Ávila, frente a la posición en contra de PP y PSOE, según ha explicado en rueda de prensa el portavoz del equipo de Gobierno, José Ramón Budiño.

La Comisión Extraordinaria de Hacienda celebrada el miércoles dictaminó favorablemente el proyecto de ordenanzas fiscales para 2020, que será aprobado en el pleno del 17 de octubre.

La subida del IBI conlleva "el compromiso del equipo de Gobierno de no subir el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) durante el resto del mandato", y además incluye bonificaciones a "familias numerosas, monoparentales y colectivos desfavorecidos".

El tipo de gravamen del IBI será del 0,543, un incremento del 8,6 por ciento, que situará en 2,5 euros mensuales de media el precio que aumentará el recibo para una vivienda de 70.000 euros de valor catastral.

"Es la mínima subida necesaria" que puede realizarse del IBI para el "sostenimiento financiero" del Ayuntamiento y la prestación de servicios a la ciudad, a la vez que se incrementa un 5 por ciento la bonificación a las familias numerosas en todos los tramos y se mantiene un plan personalizado de pagos, ha indicado la teniente de alcalde de Servicios Sociales y Hacienda del Consistorio abulense, Ángela García Almeida.

La recaudación por el IBI supondrá 1,5 millones de euros más de ingresos para el Ayuntamiento, teniendo en cuenta que el IBI supone el 62 por ciento de los tributos propios, ha detallado García Almeida, quien ha recalcado la "necesidad" de aumentar los ingresos ordinarios a la vez que se reducen los gastos.

Esta situación es consecuencia de los cerca de cuatro millones de euros que hay en facturas pendientes, a los que se suman más de 30 millones de euros pendientes de pago de deuda financiera y no financiera e inversiones comprometidas, como los 900.000 euros de las obras de la nueva piscina cubierta, que no cuenta con financiación en el presupuesto 2019 y habrá que asumir el próximo ejercicio.

Igualmente, el Área de Rehabilitación Urbana (ARU) La Cacharra le supondrá al Ayuntamiento más de un millón de euros y la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), que supone una inversión de 10 millones de euros, de los que la mitad procede de fondos europeos, siempre y cuando el Ayuntamiento de Ávila aporte la otra mitad y la invierta antes del año 2023.

Este año ya tenía que haberse destinado una partida a este fin, pero no se ha realizado, por lo que su ejecución se sumará a la correspondiente al próximo ejercicio, según la teniente de alcalde.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento