El bus-VAO de la A-2 será real en 2021 y aliviará el atasco diario de 114.000 conductores

  • El Ayuntamiento ha aprobado el convenio para la construcción del Bus-VAO de la autovía de Zaragoza.
  • El proyecto requiere del apoyo del Gobierno y Almeida pide a Ábalos que "cumpla su compromiso".
Autovía A2, a su paso por Avenida de América (Madrid).
Autovía A2, a su paso por Avenida de América (Madrid).
JORGE PARÍS

Miles de personas toman cada día la autovía de Zaragoza (A-2) para acceder al centro de la capital. Miles de coches que generan tráfico, congestionan la vía y contaminan el aire. Por eso, el Ayuntamiento de Madrid incorporará un nuevo carril en el acceso a la ciudad que dará prioridad a los autobuses y coches con alta ocupación(bus-VAO)– dos o más pasajeros– para "aumentar la velocidad comercial del transporte público y promover el uso sostenible del vehículo privado".

Así lo ha anunciado este jueves el alcalde de la capital en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, donde se ha aprobado el convenio para la construcción de un carril bus-VAO, en ambos sentidos, en la A-2, "una de las carreteras nacionales más transitadas", ha apuntado Almeida.

Cada día circulan 114.00 vehículos por este acceso a Madrid. De todos ellos, 4.500 vehículos transitan en hora punta. El Consistorio estima que 1.500 se dirigen a Avenida de América y el 53% de esta cifra llegarían a este destino en el bus-VAO, lo que convierte la A-2 en "una vía adecuada para poner en servicio un carril reservado".

El nuevo carril tendrá una longitud de 18 kilómetros y discurrirá por Alcalá, Torrejón, San Fernando de Henares y Canillejas hasta Avenida de América. Además, funcionará en ambos sentidos de la A-2, incorporando el nuevo carril en el centro de la calzada.

El proyecto contempla reservar para autobuses y vehículos de alta ocupación el carril izquierdo de la calzada de la A-2, estableciendo en el caso del carril de entrada un número reducido de puntos de embarque para que los autobuses y VAO que accedan al mismo se mantengan dentro de él hasta el extremo final en Madrid. En el caso del carril de salida, se establecerán igualmente unos puntos concretos de embarque y desembarque para estos vehículos, informa el Consistorio.

Pero el proyecto aún está en el aire. Porque el acuerdo al que se llegó ayer solo verá la luz si la Administración General del Estado y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid lo ratifican antes de que acabe el año. Ante esta situación, Martínez-Almeida ha apelado al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para exigirle responsabilidad: "Esperamos que el Ministerio cumpla su compromiso y asuma que este carril bus-VAO es necesario", resalta el regidor a la vez que recuerda cómo "el 60% de las personas que entran a Madrid por la A-6 lo hacen por el carril bus-VAO".

Por su parte, el ministro ya se había pronunciado hacía unos días: "Llevaremos al Consejo el convenio para implantar un carril bus-VAO en la A2, lo que supondrá mejora en la movilidad del Corredor de Henares, tan importante en los accesos de Madrid". Lo hizo durante el III Congreso Bienal Iberoamericano donde el alcalde le replicó al instante: "Espero que no sea un anuncio en clave electoral".

Si el proyecto recibe la licitación, las obras comenzarían a principios de 2020 y se ejecutará en tres fases para atenuar las molestias ocasionadas al tráfico. Según los cálculos municipales, tendrá una duración de cuatro meses, por lo que estaría finalizado a mediados de 2020. "Es una infraestructura fundamental dentro del Plan 360, ese plan que preveía precisamente la construcción de carriles bus-VAOen la ciudad como forma de sacar coches de la circulación y mejorar nuestros indices de calidad del aire", recalca el alcalde. El presupuesto previsto es de 13 millones de euros, de los cuales el Gobierno municipal aportará 3,2 millones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento