Ginés Jiménez
Ginés Jiménez, jefe de la Policía Local de Coslada. (ATLAS)
Además de extorsionar a prostitutas, amenazar a dueños de locales, aceptar sobornos y disponer de todo un arsenal de armas, el jefe de la Policía Local de Coslada, más conocido como el 'capo Ginés', es amigo de narcotraficantes.

Una de las personas investigadas decía que gracias a él podrían estar seguros en las discotecas
En sí mismo, tener amistad con traficantes de droga no sería un delito, pero la Guardia Civil sospecha ahora que Ginés podría haber utilizado sus influencias para beneficiar los negocios oscuros de sus 'amigos'.

El nombre de Ginés sale a relucir en una investigación que la Guardia Civil realizó a un grupo de narcotraficantes. Una de las personas investigadas decía que gracias a él podrían estar seguros en varias discotecas, según publica el diario El Mundo.

Por otra parte, el 'sheriff' acumuló 19 faltas disciplinarias durante el gobierno del PSOE en el Ayuntamiento (1999-2003), de las que 13 fueron graves y seis, leves, según informaciones de El País. Los socialistas le sancionaron con suspensión de empleo y sueldo durante seis meses, y se le retiró del servicio cuando tuvo que responder ante los tribunales por una detención ilegal.