Condenan a un anciano a 21 meses de prisión por intentar raptar a una niña de ocho años en plena calle

  • La madre se dio cuenta y forcejeó con él para impedirlo.
  • Llevaba unos guantes de látex, unas tenazas y medicación para tratar problemas de erección.
El acusado de llevarse a una niña en la plaza de Luceros en la sesión del juicio.
El acusado de llevarse a una niña en la plaza de Luceros en la sesión del juicio.
EUROPA PRESS

Un hombre de 74 años ha sido condenado a un año y nueve meses de prisión como autor de un delito de coacciones por el intento de rapto de una menor que se encontraba en ese momento junto a su madre en la céntrica Plaza de Luceros de Alicante.

Los hechos sucedieron el 27 de enero de 2018, cuando el ahora condenado se aproximó a la niña, que justo ese día cumplía 8 años, y comenzó a pedirle que le acompañase con expresiones como "Ven aquí, niña guapa" o "Ven, guapa, que te voy a comprar una cosita".

Cuando la madre de la menor trató de alejarse del procesado, este, que portaba una gorra, gafas de sol y una bufanda que le cubría gran parte del rostro, comenzó a seguirlas hasta que agarró a la niña por la capucha de su chaqueta para que le siguiese.

Entonces se inició un forcejeo entre el acusado y la madre de la menor hasta que varios transeúntes que lo presenciaron alertaron a una dotación de policía que se encontraba en las inmediaciones de la plaza.

El ahora condenado trató de darse a la fuga, mientras se quitaba la indumentaria que portaba, pero fue apresado en la avenida Alfonso El Sabio poco después.

En ese momento, los agentes le cachearon y le intervinieron varios efectos como unos guantes de látex, unas tenazas metálicas y medicación para tratar problemas de erección, según consta en la sentencia.

Acto seguido, tras acudir a comisaría y en presencia de su letrado, el entonces detenido prestó consentimiento para que se inspeccionase su domicilio: una caravana estacionada en las inmediaciones del campo de fútbol de Villafranqueza.

Allí, los agentes encontraron dos cajas de guantes de látex, un pasamontañas, un puñal de grandes dimensiones, diversos objetos sexuales, una balanza profesional y varias cajas de zapatos que contenían la droga, además de un revólver detonador y 23 cartuchos sin percutir, según la sentencia.

La sentencia, dictada por la sección tercera de la Audiencia de Alicante, también le considera culpable de un segundo delito de tráfico de drogas, después de que la Policía hallase más de un kilo de cannabis destinado a la venta a terceros durante el registro de la caravana en la que residía.

Así, la resolución judicial le impone una segunda pena de un año y seis meses de prisión por este segundo delito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento