Barcelona ha renovado 7.300 farolas con tecnología LED desde 2018

  • Son el 73% de las 10.000 que el Ayuntamiento tenía previsto reemplazar entre 2018 y 2020.
  • A finales del año que viene, un 20% de los puntos de luz de las calles de la ciudad funcionarán con LED.
  • Con este cambio, se prevé un ahorro anual equivalente al consumo eléctrico de unas 1.500 familias.
  • El gobierno municipal defiende que este tipo de tecnología aporta una sensación de más luz y seguridad.
Una imagen de archivo de una farola.
Una imagen de archivo de una farola.
FUNDACIÓN RENOVABLES

Las farolas con tecnología LED, afirman desde el Ayuntamiento de Barcelona, aportan más sensación lumínica y de seguridad a la ciudadanía, así como "la máxima eficiencia energética", motivos por los que el gobierno municipal ha apostado por ellas. El Plan de Renovación del Alumbrado 2018-2020 prevé instalar entre estos años 10.000 puntos de luz de este tipo en la ciudad, de los que hasta el momento se han colocado 7.300, lo que equivale al 73%.

Lo explican a 20minutos.es fuentes municipales, que apuntan que las 10.000 farolas que se habrán renovado el año que viene suponen "aproximadamente el 7%" del total de Barcelona, donde hay más de 140.000, y que una vez finalizado el plan, el 20% de las luminarias de la ciudad funcionarán con tecnología LED. Las actuaciones, dicen, "están calendarizadas hasta el último trimestre de 2020", pero «la previsión es seguir extendiendo» este tipo de puntos de luz más allá de esa fecha a través de futuros planes.

Con el que terminará el año próximo, que cuenta con un presupuesto de 18 millones de euros, se prevé un ahorro del 5% de la potencia contratada, que es de 17.600 kilovatios (kW). En cuanto al consumo de energía eléctrica, se esperan ahorrar "alrededor de 3.000 megabatios por hora (MWh) al año", que equivaldría a lo que gastan "unas 1.500 familias".

Hasta la fecha, informan las mismas fuentes municipales, se ha instalado tecnología LED en las farolas de 47 tramos de calles de los 10 distritos barceloneses, entre ellas Riera Alta, Roger de Llúria, Encuny, Jordi Girona, Escoles Píes, Padilla, Felip II o Ramon Turró.

Actualmente, añaden, se está actuando en otros tramos de 10 vías: Salvadors, Requesens, Viladomat, Rosselló, Comtes de Bell-Lloc, Valldoreix, Travessera de Gràcia, Torrent del Carmel, la Rambla del Caçador y Cantàbria.

Las obras en cada uno de estos segmentos de calles tienen una duración de entre seis semanas y cuatro meses, "en función de su alcance y de la dificultad específica de cada vía".

"Con la tecnología LED no se aporta más luz pero se reparte mejor por la aplicación de las últimas innovaciones y se consigue más uniformidad lumínica al evitar la sensación de manchas de luz, lo que mejora la claridad de las rutas". Lo afirman desde el Consistorio, y añaden que se logra "la máxima eficiencia energética con la incorporación de sistemas de regulación y control".

Por todos estos motivos, dicen, el gobierno municipal ha optado por esta tecnología, a pesar de que "no existe ninguna directiva europea que obligue a ello".

Un estudio relaciona la luz LED con el cáncer

A pesar de que tanto Barcelona como muchas otras ciudades han apostado por las luces LED, un estudio de un equipo internacional de científicos bajo la dirección del Institut de Salut Global de Barcelona (ISGlobal) asocia niveles elevados de exposición a la luz azul –la que emiten la mayoría de farolas LED de tipo blanco– con el cáncer de próstata y el de mama.

En los resultados, obtenidos en la capital catalana y Madrid, se observa que los participantes –de entre 20 y 85 años– expuestos a niveles más altos de luz azul tuvieron hasta dos veces más riesgo de sufrir esta enfermedad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento