El Gobierno de la provincia de Sichuan, donde se situó el epicentro del terremoto que este lunes ha sacudido el suroeste de China, ha elevado a 10.000 el número de muertos por el seísmo, de 7,8 grados en la escala de Richter. Otras 10.000 personas han resultado heridas.

Hospitales, colegios, fábricas, edificios residenciales... Los escombros están por todas partes, con centenares de personas bajo ellos. Sólo en Beichuan, un distrito a 50 kilómetros del epicentro, se calcula que hay miles de fallecidos y que más del 80% de los edificios se han derrumbado, informó la agencia estatal Xinhua.
Las autoridades han evacuado el edificio más alto del país, la Jinmao Tower

Entretanto, a un centenar de kilómetros, continúan las labores de rescate de los más de 900 estudiantes que han quedado sepultados al derrumbarse el instituto Juyuan en Dujiangyan. Al menos 60 de ellos han muerto.

"Algunos de los adolescentes luchaban para salir de entre los escombros, mientras podían escucharse los gritos de socorro de otros", indica la agencia china. Otra escuela de Xiang'e tiene a 420 adolescentes sepultados.

Las autoridades han evacuado el edificio más alto del país, la Jinmao Tower, y algunos rascacielos de Shanghai, ya que se han registrado más de 300 réplicas, algunas de hasta 6 grados en la escala de Richter. Mientras, el Ejército se ha desplazado hasta el epicentro del seísmo. La zona está llena de escombros.

El peor terremoto en 30 años

El seísmo, que se produjo a las 7.20 de la mañana hora española, es el peor de los padecidos por el país asiático en 30 años, y afectó especialmente a las provincias de Sichuan, Yunnan y Gansu, así como a la municipalidad de Chongqing. También se ha sentido en Shanghai y Bangkok.

El área afectada tiene más de 1,3 millones de kilómetros cuadrados y en ella viven unos 180 millones de personas, más de la décima parte de la población china.

Además, según China Unicom, uno de los mayores proveedores de telefonía móvil en China, el terremoto interrumpió las comunicaciones telefónicas con el suroeste del país.

El terremoto movió los edificios de Pekín durante algo más de tres minutos. Además, el tráfico ha sido cortado en la capital. "Hemos notado un fuerte movimiento, nunca habíamos vivido algo así en Chengdu. Se ha cortado la luz", afirmó una portavoz del Ayuntamiento de esa ciudad, con 10 millones de habitantes. En 1933, un terremoto en esa misma zona, de 7,5 grados, causó 9.000 muertos.