Ciudad de la Justicia de Málaga
Ciudad de la Justicia de Málaga EUROPA PRESS - Archivo

Según las conclusiones iniciales del fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, durante los meses de septiembre a noviembre de 2016, los dos procesados se pusieron de acuerdo "en un plan preconcebido" y acudieron a varias sucursales durante la madrugada para supuestamente "hacer explosionar los cajeros automáticos".

Para ello, estos dos acusados, ambos del Reino Unido, presuntamente utilizaban dos bombonas, una de oxígeno y otra de acetileno, que transportaban en un carro de aluminio, de forma que, según sostiene la acusación pública, fracturaban el expendedor de billetes para acceder a la caja fuerte del mismo.

Así, inicialmente se les achacan diez robos en cajeros con esta forma de actuar algunos consumados, en concreto tres; y el resto en grado de tentativa, perpetrados en cajeros de las localidades malagueñas de Alhaurín el Grande, Monda, Marbella, Málaga capital, Ojén, Algarrobo y Mijas; así como en Tarifa (Cádiz).

Según la Fiscalía, supuestamente lograron llevarse 71.600 euros de tres cajeros; mientras que causaron daños cuantiosos en todos ellos. Además, sostiene que estos dos procesados se desplazaban en un vehículo que previamente habían sustraído y en el que habían alterado las placas de matrícula.

El ministerio público señala que en los domicilios relacionados con ambos acusados los investigadores intervinieron dos granadas de mano, catalogadas como armas de guerra, así como dinero y más de cuatro kilos de marihuana; además de un pasaporte manipulado a nombre de uno de ellos.

Por todo esto, a los dos se les acusa de diez delitos de robo con fuerza en las cosas, uno de depósito de armas de guerra, de hurto de uso de vehículo y de tráfico de drogas; mientras que a uno de ellos se le añade además otro de falsedad. Asimismo, hay otros dos acusados a los que se les achaca un delito de tráfico de drogas, ya que en los registros de sus domicilios también se encontró droga.

Consulta aquí más noticias de Málaga.