Imagen del pequeño Anton.
Imagen del pequeño Anton. YOUTUBE

Un niño de ocho años murió tras saltar de un noveno piso para evitar una paliza por parte de sus padres en la localidad ucraniana de Enerhodar el pasado 23 de agosto, informa el Daily Mail.

Los vecinos de Anton, que así se llamaba el menor, escucharon a sus padres gritarle por llegar del colegio con la ropa estropeada. Poco después, el niño cayó desde la ventana.

Cuando la asistencia médica llegó solo pudo certificar la muerte del niño. Los forenses dictaminaron que falleció por el impacto con el suelo. La policía ha abierto una investigación criminal contra lo padres por incumplir con sus obligaciones parentales.

Los padres han confesado que golpearon a Anton ese día en el que "saltó por la ventana después de los abusos". Después de la entrevista abandonaron su apartamento y salieron de la ciudad. La policía está tratando de localizarlos. Si son encontrados culpables, los padres podrían pasar hasta 5 años en prisión.