Pisos en venta
El cartel de "se vende", en el balcón de una vivienda de Madrid. JORGE PARÍS

El precio de la vivienda libre sigue subiendo, y aunque lo hace de forma más timida, se ha disparado. De media, este crecimiento se moderó al 3,1% respecto al año pasado hasta los 1.637,4 euros por metro cuadrado, el mayor importe que se registra desde los tres primeros meses de 2012, cuando superó los 1.649 euros.

Pese a este incremento, el precio medio de la vivienda ha suavizado su alza con respecto al primer trimestre del año, cuando se encareció un 4,4% frente al mismo periodo del año anterior, según los últimos datos del Ministerio de Fomento publicados este jueves.

Según la serie histórica de esta estadística, el valor medio por metro cuadrado durante el segundo trimestre del año fue un 22% inferior al máximo alcanzado en el primer trimestre de 2008, en pleno boom del sector inmobiliario, con 2.101 euros.

Por su parte, desde el valor mínimo durante la crisis, alcanzado en el tercer trimestre de 2014, el precio se ha recuperado un 12,4%. Entre abril y junio de 2019, todas las comunidades autónomas, excepto País Vasco (un 0,1% menos), Castilla y León ( un 0,2% menos) y La Rioja (un 2,1% menos), presentaron crecimientos interanuales, destacando Madrid (5,2%), Baleares (5%), Cataluña (4,3%) o Canarias (4%).

Estos porcentajes son, sin embargo, más moderados que los que se observaban tres meses antes cuando, por ejemplo, en Madrid o Cataluña el precio subió un 8,3% y un 5,9%, respectivamente.

Atendiendo a la antigüedad de la vivienda, el valor medio del metro cuadrado de la vivienda libre de hasta cinco años de antigüedad se situó en 1.883,2 euros en el segundo trimestre de 2019, un 4% superior. La vivienda de más de cinco años de antigüedad alcanzó los 1.629,6 euros por metro cuadrado, un 3,1% más. En ambos casos, el precio del metro cuadrado es el más elevado que se registra desde el primer trimestre de 2012. Por su parte, el precio medio del metro cuadrado de la vivienda protegida en España fue de 1.124,2 euros entre abril y junio, un 0,5% inferior.

Entre los municipios de más de 25.000 habitantes, los precios más elevados de la vivienda libre se dieron en San Sebastián (3.620,6 euros por metro cuadrado); San Cugat del Vallès (3.438 euros); Barcelona (3.417,3 euros); Palma de Mallorca (2.096,5 euros); Castelldefels (3.087 euros); Madrid (3.223 euros); Majadahonda (3.030 euros); Pozuelo de Alarcón (3.186,2 euros); Getxo (2.962,1 euros); Tres Cantos (2.540,8 euros); y Bilbao (2.433,2 euros), entre otros.

El número de tasaciones inmobiliarias utilizadas para realizar el cálculo de los precios de viviendas en el segundo trimestre fue de 130.781. El precio de la vivienda inició sus caídas a finales de 2008, que se prolongaron de forma interanual durante 26 trimestres.

Por otro lado, también se analiza el espacio dedicado a la construcción. La superficie trasmitida en el segundo trimestre de 2019 asciende a 5 millones de metros cuadrados, por un valor de 594,6 millones de euros. Respecto al segundo trimestre de 2018, las variaciones interanuales representan un 42,2% menos de superficie transmitida y un 41,9% menos del valor de las mismas, tal como explica el Ministerio de Fomento en su comunicado.