Careo entre el primer ministro británico, Boris Johnson, y el padre de la niña enferma
Careo entre el primer ministro británico, Boris Johnson, y el padre de la niña enferma. BBC

Las imágenes de un careo en el que el padre de una niña enferma reprocha el estado del sistema sanitario público al primer ministro británico, Boris Johnson, han cobrado protagonismo este miércoles en los principales medios del Reino Unido.

Durante una visita de Johnson al Whipps Cross University Hospital, en el noreste de Londres, el padre ha recriminado al jefe de Gobierno que "el NHS (sistema sanitario) ha sido destruido".

"No hay suficientes médicos, ni suficientes enfermeras", lamenta el hombre en un pasillo del centro sanitario, como se aprecia en las imágenes que han distribuido diversas cadenas.

"¿Le gustaría esto para sus propios hijos?", le espeta el padre, quien asegura que su hija "casi muere" la noche anterior.

Una visita "para aparecer en la prensa"

El mandatario conservador, que asumió el cargo de primer ministro a finales de julio tras la dimisión de su correligionaria Theresa May, lleva a cabo desde principios de este mes una gira por diversas ciudades del Reino Unido.

Johnson esperaba desplegar durante septiembre la campaña para unas elecciones anticipadas, pero el Parlamento vetó esa posibilidad.

Durante su careo, el padre de la niña enferma afea a Johnson que haya acudido al hospital "para aparecer en la prensa".

"No hay prensa aquí", responde el líder conservador. El padre, por su parte, señala hacia al menos una cámara que hay cerca de ellos y pregunta: "¿Qué quiere decir que no hay prensa aquí, quién es esta gente?".

Un portavoz de Downing Street, despacho oficial de Johnson, ha subrayado más tarde que el primer ministro ha visitado varios hospitales en las últimas semanas para conocer directamente los puntos de vista "de los pacientes y los trabajadores" del sistema público.

Un enfrentamiento más

Este no es el primer enfrentamiento que Johnson ha sufrido en los últimos días, ya que el 'premier' británico ha protagonizado varios incidentes con ciudadanos que se han encarado a él.

A principios de mes, durante una visita a Yorkshire, en el norte de Inglaterra, un hombre se acercó a dar la mano al primer ministro y, frente a las cámaras, le pidió: "Por favor, váyase de mi pueblo". "Lo haré muy pronto", contestó el mandatario 'tory'.

La semana pasada, durante un discurso, también en el norte de Inglaterra, un espontáneo interrumpió al jefe de Gobierno y lo conminó a solucionar la situación que, a su juicio, el conservador había propiciado.

"¿Por qué no estás en el Parlamento?" y "Arregla este desastre que has creado" son algunas de las frases que el espectador gritó a Johnson, que lideró la campaña favorable a abandonar la Unión Europea (UE) antes del referéndum de hace tres años.

Tras haber sufrido esos incidentes, Johnson decidió el lunes no comparecer en una rueda de prensa prevista junto al primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, al darse cuenta de que había un grupo de manifestantes concentrados cerca del escenario donde ambos debíanhacer declaraciones ante los medios.