Una vez cumplido este trámite, los grupos políticos municipales podrán plantear sus enmiendas a esta propuesta tributaria, lo que permitiría someterla a aprobación en pleno de forma provisional el 18 de octubre, y de forma definitiva el 20 de diciembre.

El objetivo es que las nuevas ordenanzas puedan entrar en vigor de el próximo 1 de enero, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

En una vía paralela, el calendario de tramitación contempla varias fórmulas en materia de participación ciudadana. De esa forma, el 24 de septiembre se llevará a cabo la presentación pública abierta de las ordenanzas a auzogunes, elkargunes y ciudadanía, con el fin de

recoger sus propuestas.

A su vez, el Consejo Social abordará del 3 al 7 de octubre la elaboración de su informe sobre el proyecto tributario. El 3 de diciembre se abrirá el plazo de presentación de alegaciones y reclamaciones de la ciudadanía.

El proyecto tributario para 2020 planteado por el Gobierno municipal contempla un incremento del 1% de todos los impuestos y tasas con carácter general, salvo el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, que se congelaría.

Para nueve tasas y precios públicos se marca un incremento del 4%, que afectará a las tasas de recogida y eliminación de residuos, la

vertido y tratamiento de residuos, servicios funerarios, vados y reservas temporales de estacionamiento, la OTA.

En la misma cuantía se incrementará el precio por uso de las instalaciones deportivas, de las actividades y cursos en centros municipales, así como la tasa por el uso de determinados equipamientos y la tasa por cesión de construcciones en el cementerio.

Consulta aquí más noticias de Álava.