Comité Ejecutivo regional del PP
Comité Ejecutivo regional del PP EUROPA PRESS

La presidenta del PP en Asturias, Mercedes Fernández, ha defendido este martes en Gijón el proyecto 'España, suma' del presidente nacional 'popular', Pablo Casado, frente a los "bandazos" que ha ido su homólogo de Ciudadanos, Albert Rivera, a lo que ha llamado a la unidad del centro derecha para poder "mandar al paro político a la izquierda.

Así lo ha indicado Fernández durante la apertura del Comité Ejecutivo Autonómico del PP, en el que se ha excusado la presencia de algunos responsables del partido, como la portavoz en la Junta General del Principado, María Teresa Mallada.

Dicho esto, ha reconocido que hay que ser "respetuosos", ya que no se puede sumar "con quien no quiere", ha remarcado. Eso sí, ha animado a anunciarlo a los españoles "con claridad diáfana", para que sepan quién quiere sumar, y fortalecerse en las elecciones para mandar a la izquierda "al paro político".

"Tengamos un discurso propio y no otros que nos lleven otros a ellos porque muchas veces son tramposos", ha advertido la dirigente 'popular', que ha incidido en que una nueva cita electoral no beneficia a los españoles pero parece que es la que quiere, según ella, el presidente nacional, Pedro Sánchez.

En esta misma línea, ha insistido en que Sánchez tenía "perfectamente diseñado" el camino para ir quitando posibilidades de pacto y acuerdo, que forma que llegara a una solución "que solo le beneficia a él",

ha opinado.y los españoles", ha reprochado, antes de recriminarle que la respuesta a las propuestas del PP fuera

"de portazo y de desprecio"..

"España lo que menos necesita son unas elecciones generales", ha asegurado, al tiempo que ha resaltado que esto supondría que volvemos a perder tiempo y oportunidades y, mientras tanto, con el Gobierno en funciones, no se está dando respuesta ni a los jóvenes, ni a los desempleados ni a los empresarios que ven un país "quieto y parado", se ha quejado.

PRISIONERO DE ENCUESTAS

En este contexto, ha apelado a la gran responsabilidad del PP como principal partido de la oposición. Y si bien ha indicado que hay puntos en común con Ciudadanos, al igual que con otros, cree que su coordinador general, Albert Rivera, es

"prisionero de las encuestas".

A este respecto, ha dicho no entender que Rivera quiera pactar con quien calificó "de una banda", ya que si piensa que son "lo peor, de lo peor, de lo peor", lo normal es no llegar a acuerdos con ellos.

"La gente nerviosa en política suele dar bandazos", ha enfatizado Fernández, a lo que ha reiterado que Rivera da pruebas de preocuparse más de las encuestas y réditos electorales que del interés de España.

Vinculado a ello, ha advertido a los asistentes de que en Madrid ya se están preparando para el "modo elecciones". Ha insistido, en este caso, en que habrá que estar todos preparados, "y el PP lo está", ha apostillado.

Ha animado, asimismo, a estar preparados para trabajar y hacerlo como lo sabe hacer el PP. "Hay sitio para todos pero no el mismo", ha remarcado, a lo que ha aconsejado dedicarse a hacer una política que sea eficaz, con voz propia en sanidad y que haga hincapié en el sistema educativo como prioridad.

"Hay que innovar todo", ha alentado, pero también sabérselo todo para dar la sensación que siempre dio el PP de gente "bien formada, preparada, sensata" y que desde la centralidad defiende los intereses generales de los asturianos.

"Lo nuestro no puede quedar ni lo último ni lo penúltimo", ha defendido, a lo que ha dejado claro que hay con Asturias una "deuda histórica" en materias como empleo o comunicaciones. Una deuda que, según Fernández, hay que cobrar para tener futuro.

DISCURSO SINGULARIZADO

Y para conseguir tal objetivo, ha avanzado que va a establecer reuniones de forma segmentada para generar discursos "propios y singularizados", excepto en dos temas que son transversales para ella. La dirigente 'popular' ha incidido en que Asturias es la comunidad más envejecida y la incertidumbre que se puede generar en los ciudadanos es negarles "un futuro razonable y dentro de la tranquilidad que se merecen nuestros mayores", ha apuntado.

Asimismo, aunque ha reconocido que Asturias tiene una buena sanidad pública, cree que la hay que mejorar, hacerla más dinámica, con mecanismos más ágiles para que las personas pasen menos angustia en la espera, que a veces son "tremendamente largas", ha lamentado. También ha reivindicado la necesidad de intensificar el discurso en materia impositiva para no quedar rezagados "como siempre", ha alertado.

Unido a todo ello, ha indicado que hay que tener la inteligencia política para valorarlo y la capacidad de suma. Para ella, el lema de 'España, suma', que es igual que 'Asturias, suma' y todas las sucesivas comunidades autónomas, le parece "un gran acierto político".

Ha ahondado, en este caso, en que hay que tener la categoría política suficiente para saber interpretar lo que dice la inmensa mayoría de la gente, que es que si el centro derecha no va unido hay riesgo de que gane la izquierda. Ha insistido, sobre este tema, que no le gusta la divergencia nada a la gente, ni los vetos ni las separaciones, y quien hace eso "siempre pierde", ha enfatizado.

"Tenéis que ir juntos", ha recalcado que es

lo que defiende el proyecto de Casado. Es más, ha sostenido que este proyecto es un empeño que "engrandece" al presidente 'popular'. Asimismo, ha resaltado que como partido de gobierno que son tiene que ir a hacer políticas en "letras mayúsculas; España, Suma", ha destacado.

·Solo de esa forma podemos combatir con éxito a la izquierda", ha afirmado Fernández, quien ha remarcado que la idea de Casado merece una calificación "extraordinaria". "Habrá que hacer muchas cosas desde la solidez que siempre hace el PP de Asturias",

ha indicado.

También ha animado a los asistentes a no dejarse caer "en los enredos" de la izquierda. Para ella, es preciso tener "enunciados claros y principios sólidos", a

lo que ha asegurado que la defensa de 'España, suma' y 'Asturias, suma' es lo mismo.

FALTA DE INICIATIVAS

Ha reprochado, al tiempo,

la falta de iniciativas para Asturias del Gobierno en funciones de Pedro Sánchez y del regional de Adrián Barbón, al que ha acusado de falta de liderazgo y también de sumisión ante Ferraz. Ha puesto el ejemplo de Valencia, que ha conseguido el pago a cuenta de impuestos estatales gestionados por la comunidad y Barbón no dijo "ni mu".

Frente a ello, ha destacado que los asturianos esperan mucho del PP, por lo que las iniciativas deben ser "solidas" y con debates en el seno partido, con iniciativas en temas como educación, que cree prioritaria, y con un compromiso en materia impositiva para que Asturias no vuelva a quedar atrás.

"Los asturianos no quieren perder el tiempo en debates estériles ni políticas trasnochadas", ha asegurado. "Contra este Gobierno hay que ser muy combativos", ha animado, antes de advertir a los 'populares a no picar en determinados "señuelos" que son expertos los socialistas para desviar la atención, como la oficialidad del asturiano.

También ha hecho referencia a "tremendos" casos de corrupción en Asturias, como 'Marea', Hulla' o 'Niemeyer'. "Se le pone a uno los pelos de punta", ha destacado. Ha animado, en este caso, a tener el mismo "desparpajo y soltura" que los de la izquierda para acusar incluso en aquellos casos

que los tribunales les absolvieron.

Fernández se ha referido al nuevo Gobierno socialista en Gijón, en coalición con IU, con una acción que considera "desganada", de apatía,

de falta de hacer política y falta de liderazgo.

Sobre esto, el presidente del PP de Gijón, Mariano Marín, ha criticado los "primeros desprecios" de este Gobierno local a las tradiciones gijoneses y ha advertido del riesgo a que acaben con el histórico consenso en torno al Plan de Vías.

Consulta aquí más noticias de Asturias.