Según ha informado el CIAE 112-Galicia, el afectado no necesitó ser trasladado y fue atendido por los profesionales sanitarios en el mismo lugar del suceso. Además, dos edificios de tres plantas y unas 20 viviendas cada uno de ellos fueron desalojados por precaución mientras los técnicos arreglaban la avería.

El suceso ocurrió a las 10,15 horas de este miércoles, cuando los miembros del Servicio Local de Gestión de Emergencias pusieron en alerta al 112 Galicia, indicando que unas obras habían causado la rotura de una tubería y una fuga de gas "importante".

Hasta la zona se desplazaron efectivos de los Bomberos de O Salnés y de la Policía Local, así como personal sanitario del 061, por si fuese necesaria su intervención y de la empresa suministradora de gas.

Llegados al punto, los miembros del GES solicitaron la intervención de los servicios sanitarios, puesto que un policía que se encontraba en el lugar presentaba síntomas de intoxicación por la inhalación del gas. Tras solucionar la avería, los vecinos pudieron regresar a sus viviendas.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.