Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, pertenecientes a la Comisaria de San Andrés de Murcia, han desarticulado un grupo organizado de ciudadanos rumanos, dedicados al robo de cables de cobre para uso de instalaciones telefónicas y de alumbrado publico.
Fueron detenidos con 60 kilos de cobre "limpio"

En la operación policial, enmarcada dentro de la ´Operación cobre´ que se desarrolla desde hace unos meses, fueron detenidas cuatro personas de un mismo clan familiar a quienes se les considera presuntos autores de más de 20 robos de este material, con una dimensión próxima a los 3.000 metros de cableado y un importe de venta posterior estimado en unos 150.000 euros.

Los detenidos fueron identificados como C.R., de 50 años; G.R., de 36; L.R., de 30 años e I.R., de 18, según informaron fuentes de la Policía Nacional de Murcia en un comunicado.

Los detenidos estaban asentados en Valencia aunque se desplazaban a la Región, principalmente a la capital murciana, para llevar a cabo los robos tanto en empresas de suministro de dicho cableado como en obras, y sobretodo en tendidos de la red telefónica y de alumbrado publico soterrado y del que se encuentra al aire.

Cuando fueron detenidos, intentaban hacer una operación con 60 kilos de cobre ya "limpio", precisaron las fuentes. En el interior de la furgoneta se intervino material utilizado para la quema de las mangueras, para obtener el cobre neto para su venta, así como ropas tiznadas usadas para dicha operación.

Estas actuaciones generan graves daños a las instalaciones de los servicios públicos

El ´modus operandi´ habitual de los detenidos consistía en forzar arquetas para posteriormente cortar la longitud de cableado a la que pudieran tener acceso o el cableado exterior de los tendidos telefónicos o eléctricos, para posteriormente proceder a su venta en chatarrerías o en ciertos puntos de mercado negro.

Todos los integrantes de este clan, que utilizaban con frecuencia identidad falsa, habían sido detenidos con anterioridad por este tipo de robos así como por hurtos, receptación, y otros delitos similares en Valencia, Castellón, Villarreal, Elche y otras ciudades levantinas, teniendo dos de ellos reclamaciones judiciales interesadas por los Juzgados de Villarreal, Novelda, Valencia y Cieza.

"Este tipo de robos, protagonizados por grupos de nacionalidad rumana, preferentemente, generan graves daños en las instalaciones de los servicios públicos, afectando a toda clase de conducciones eléctricas, telefónicas, canalizaciones de agua, redes de comunicación, seguridad vial y otros, que ha determinado una especial atención por organismos europeos", concluyeron las fuentes.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD