La concesionaria de la autopista AP-9, Audasa, ha presentado escrito ante el juzgado formulando su oposición a la demanda presentada por la Fiscalía (y a la que se ha adherido la asociación En-Colectivo) por los perjuicios sufridos por los conductores durante las obras de ampliación del puente de Rande, y en el que alega que su actuación no puede calificarse de práctica abusiva.

En dicho escrito, la empresa señala, entre otras cuestiones, que la afección al tráfico durante la ejecución de los trabajos (entre 2015 y 2018) era "ineludible", y que hubiera sido "más fácil y menos costoso si las obras se hubieran ejecutado cerrando la autopista al tráfico".

En todo caso, Audasa defiende que cumplió todas las "obligaciones" que había asumido en esa actuación, y que la ejecución de una "obra de interés público" no puede ser calificada como "práctica abusiva", ni tampoco se le puede responsabilizar de haber incumplido su contrato con los usuarios de la autopista.

Por otra parte, la concesionaria también expone que los conductores tenían una alternativa "conocida" y libre de peaje (usando la N-550 entre Pontevedra y Vilaboa, y la N-554 entre Vilaboa y el enlace de O Morrazo), pese a lo que cual, "optaron libremente y con pleno conocimiento de la existencia de las obras", por utilizar el puente de Rande.

Además, abunda la empresa, el nivel de servicio prestado durante esos trabajos fue "el adecuado" porque, de lo contrario, se hubieran denunciado los problemas durante el período de ejecución de las obras.

EN-COLECTIVO

Por su parte, la Asociación En-Colectivo ha expresado su rechazo a estos argumentos, y critica que es un intento de la concesionaria por "dilatar" el proceso y eludir su responsabilidad, para evitar tener que indemnizar a los usuarios de la AP-9.

A ese respecto, ha tildado de "inconsistentes" las explicaciones de la empresa, y ha recordado que existe una relación contractual por la cual los usuarios pagan un peaje, y deben recibir un servicio con unas condiciones determinadas de velocidad, seguridad y fluidez del tráfico.

Del mismo modo, niega que exista una alternativa al puente de Rande "con las mismas prestaciones y competitividad", ya que el itinerario que sugiere la empresa supone "duplicar el tiempo invertido en recorrer el mismo trayecto".

En todo caso, esta plataforma ha subrayado que la propia Audasa reconoce en su escrito 86 incidencias (de las algo más de 200 retenciones documentadas en la demanda), y ha confirmado que mantendrá su reclamación para se reintegren los peajes a los afectados.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.