Jóvenes en una feria de empleo
Jóvenes en una feria de empleo R. A

Es llegar el mes de febrero y septiembre, y aumentar el número de jóvenes en paro. Trabajan sólo durante el tiempo que el empresario los necesita. Después, van a la calle o, con suerte, les hacen otro contrato temporal. Éste es el panorama al que se enfrentan los menores de 30 años, y los datos lo confirman. Sólo el 9,2% (13.654) de los 147.794 contratos firmados el año pasado en Asturias por la población de 16 a 29 años fueron indefinidos. Por lo tanto, la temporalidad alcanzó al 90,76% de las contrataciones (134.140), una tasa por encima de la media de España, donde el 11,28% de los contratos en esta franja de edad fueron indefinidos.

La mayoría de los empleos conseguidos en Asturias fueron por "circunstancias de la producción" o carga de trabajo, según el observatorio Ocupación del Servicio de Empleo Público Estatal. Del informe se desprende además que casi la mitad de los contratos temporales se firmaron por un periodo de hasta 3 meses.

Así que lo normal es que los jóvenes de la región tengan que encadenar varios contratos a lo largo del año. La media son dos contratos por persona, pero resulta llamativo comprobar que hubo 682 que en 2007 firmaron más de 15.

Los más perjudicados fueron los que tenían entre 25 y 29 años, pues en este tramo de edad se concentraron el 46% de los contratos temporales. Así se entiende que, de los 174.069 asturianos que tiene entre 16 y 29 años, no cotice ni la mitad. Pero la temporalidad no afecta a todos por igual. Los carpinteros, mecánicos o electricistas tienen más fácil que les hagan fijos. La parte positiva es que la estabilidad laboral parece mejorar, pues hace dos años los contratos indefinidos eran el 7%.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE OVIEDO Y GIJÓN