CSIF considera "una precipitación" la decisión de Educación de adelantar los exámenes extraordinarios en C-LM a junio

  • La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera "una precipitación" la decisión de la Consejera de Educación, Cultura y Deportes de adelantar los exámenes extraordinarios a junio para los alumnos Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y 1º de Bachillerato de Castilla-La Mancha.
Examen de las PAU
Examen de las PAU
EUROPA PRESS - Archivo

En un comunicado, el sindicato ha recordado que en la actualidad los institutos están calificando a los alumnos que se han examinado en septiembre y, por tanto, no se conocen los datos comparativos entre junio y septiembre del curso 2019-2020.

El adelanto de los exámenes al mes de junio, según indicó CSIF en la Mesa Sectorial del 21 de julio, "adolece de dar una respuesta educativa a los alumnos que aprueban todo en la convocatoria ordinaria" pero "en la práctica se convierte en un adelanto de las vacaciones de verano de tres semanas para los alumnos y que el profesor tenga que impartir los contenidos previstos en el currículo en menos tiempo".

CSIF cree que la Consejería debería haber analizado los resultados de la evaluación extraordinaria de septiembre de 2019 antes de generalizar esta medida. Actualmente, el 70% de los centros de Enseñanzas Medias los realizan en septiembre y sólo un 30% decidieron apuntarse al 'pilotaje' propuesto por la Consejería.

"Este adelanto está abocado al fracaso si no va acompañada de medidas para dar respuesta educativa a los alumnos que superan el curso en mayo y si dichas medidas no recaen en su totalidad en el profesorado ni en los centros educativos. Este adelanto de los exámenes extraordinarios se llevó a cabo en 2005 en Castilla-La Mancha y no dio resultados; en Aragón se instauró y se eliminó, y en comunidades autónomas limítrofes a Castilla-La Mancha se están replanteando la vuelta de los exámenes extraordinarios a septiembre", ha concluido CSIF.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento